Sumario Político… Víctor Murguía Velasco

Los estragos por… detenciones políticas

Xalapa, Ver., 29 de mayo de 2023.- Cuando el luchador social detenido este fin de semana ya encabezaba protestas de gran impacto, los que maquinaron su detención no se imaginaban el poder que iban a tener pues eran unos niños.

Cirio fue líder en uno de los grandes movimientos sociales que registra la historia de Veracruz, el de los cafetaleros en los ochenta.

Honesto, solidario, entregado a su causa, hoy está preso por razones políticas.

También fueron detenidos otros productores y la exalcaldesa de Ixhuatlán del Café, Viridiana, de quien a continuación sintetizamos cómo ha sido su paso, en los últimos años, por la vida pública y usted saque sus conclusiones:

1. Le secuestraron a su hermana siendo alcaldesa, cargo que ejerció de 2018 a 2021.

2. Fue edil por el PAN (con buena imagen y ninguna observación del Orfis) y recibió la «atenta» invitación para pasarse a Morena, pero no aceptó.

3. Tampoco aceptó, para los comicios de 2021, ser candidata por Morena.

4. Actualmente le coordinaba actividades, en su zona de influencia, al diputado Sergio Gutiérrez Luna.

6. Había comentado en semanas pasadas que quería ser candidata a diputada para el próximo año.

7. El viernes la detienen y encarcelan acusada de estar involucrada en el incendio de instalaciones de la empresa Agroindustrias de México, por lo que se ha dicho que se le imputa el delito de estragos.

Regresamos a Cirio. En la primera mitad de la década de los ochenta formó parte, de manera destacada, del movimiento cafetalero que hizo sentir la fuerza de esos productores. Miles se movilizaron para protestar en Xalapa y tomaron en varias ocasiones las instalaciones del ahora desaparecido Instituto Mexicano del Café (Inmecafé). La exigencia fue la misma que actualmente: mejores precios y apoyo a los caficultores.

No fueron protestas de grupos que buscan sacar raja para los líderes. Eso lo saben bien gente como el reconocido investigador Alberto Olvera o el exrector de la UV Raúl Arias (a quien por cierto se le vio el sábado exigiendo la libertad de Cirio).

Durante esas cuatro décadas Cirio ha seguido en la lucha, limpia y valiente, por mejorar las condiciones de los cafetaleros.

Hace un tiempo fue electo presidente del Consejo de Productores de Café de Coatepec y por esa representación fue que participó en las manifestaciones de caficultores contra la citada empresa, en enero de 2022. Exigieron mejores pagos por el grano.

La protesta fue reventada al registrarse un incendio, del que responsabilizaron a los cafetaleros.

Cirio también encabezó la protesta para impedir permisos para extracción de agua por la construcción de un fraccionamiento en Emiliano Zapata, pues el líquido es muy escaso. Esto fue en agosto-septiembre del año pasado.

Con ambas protestas tocó fuertes intereses.

Hoy, los cafetaleros siguen igual que como hace 40 años: en la pobreza, con apoyos raquíticos y mirando cómo las transnacionales y «coyotes» continúan enriqueciéndose. Bueno, no están igual, sino peor.

Antes había más apoyo, ahora el respaldo del gobierno es raquítico. Antes podían protestar, ahora los encarcelan.