Se entrega Trump a autoridades de Georgia; queda libre tras pagar fianza

Donald Trump, en la foto distribuida por la oficina del alguacil de Fulton. Foto AFP/ Oficina del alguacil de Fulton

Reuters y AFP

Atlanta, EU., 24 de agosto de 2023.- Donald Trump se entregó este jueves acusado de planear ilegalmente anular las elecciones de 2020 en Georgia, una enérgica reserva de 20 minutos que produjo una primicia histórica en Estados Unidos: una fotografía policial de un expresidente.

Fue liberado con una fianza de 200 mil dólares y regresó al aeropuerto para tomar su vuelo de regreso a Nueva Jersey. Es el recluso número P01135809, según los registros de la cárcel del condado de Fulton.

Su visita a Atlanta fue notablemente diferente de las tres rendiciones anteriores, ya que se desarrolló de noche y requirió que visitara una cárcel plagada de problemas -en lugar de un tribunal- y no en un bastión liberal como Nueva York o Washington, sino más bien en el corazón de un estado campo de batalla vital para las elecciones presidenciales de 2024. Y a diferencia de otras ciudades que no le exigían que posara para una fotografía policial, se le tomó una fotografía de fichaje, según una persona familiarizada con el proceso.

Completó el proceso en 20 minutos, proporcionando a los funcionarios, como es habitual, sus medidas físicas: 6 pies y 3 pulgadas. 215 libras. Cabello fresa o rubio. La fotografía fue ampliamente difundida a los medios de comunicación y en redes sociales.

La acusación del condado de Fulton es el cuarto caso penal contra Trump desde marzo, cuando se convirtió en el primer ex presidente en la historia de Estados Unidos en ser acusado. Desde entonces, ha enfrentado cargos federales en Florida y Washington, y este mes fue acusado formalmente en Atlanta junto con otras 18 personas, incluido su ex jefe de gabinete, Mark Meadows, y el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, bajo un estatuto de extorsión normalmente asociado con pandilleros y crimen organizado.

Antes de abordar su avión privado en el aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta, Trump calificó el caso en su contra de “interferencia electoral” y denunció una “parodia de la justicia”. “Lo que ha ocurrido aquí es una parodia de la justicia. No hicimos nada malo. Yo no hice nada malo”, dijo ante periodistas mientras se preparaba para dejar Atlanta en su avión privado.

Afirmó que “lo que están haciendo es una interferencia electoral”, sin especificar quién.