Místicos y Terrenales…Marco Antonio Aguirre Rodríguez

* Sergio Gutiérrez le “come” el terreno a Rocío Nahle
* Junto más personas el Cheko, que los acarreados que le llevaron a Claudia
* Hasta exsimpatizantes de la Nahle se fueron de ese lado

Xalapa, Ver., 15 de mayo de 2023.- Sergio Gutiérrez Luna fue a Coatzacoalcos y arrasó.
Para pronto, sin acarreados, junto muchas más personas en sus eventos, que todos los acarreados que le llevaron a Claudia Sheinbaum cuando llegó al antiguo Puerto México, el pasado 15 de abril.
Ese día movilizaron personas los alcaldes de Morena de la zona sur del estado y hasta llevaron contingentes de otros lados de la entidad.
Pero no llegaron ni a dos mil personas.
En cambio Sergio Gutiérrez tuvo cinco actos, con cupo lleno, en todos.
Dicen que junto más de 8 mil asistentes.
Casi 4 veces más que los aproximadamente 2 mil acarreados que le llevaron a Claudia Sheinbaum a Coatzacoalcos, cuando vino a ese lugar, el pasado 15 de abril.
Sergio Gutiérrez llegó a la ciudad donde corre y habita la serpiente emplumada, el mítico Quetzalcóatl (“Lugar de Quetzalcóatl”, es uno de los signifcados del nombre de se puerto del sur de Veracruz).
Esa, supuestamente, era tierra vedada, porque es donde Rocío Nahle presume tener su bastión en el estado.
Pero ya no.
Ahí están las fotos para comparar asistentes entre los eventos de Sergio Gutiérrez y ese que le prepararon a Claudia Sheinbaum con toda pompa y múltiples acarreos.
Porque además hay una diferencia entre Rocío Nahle y Sergio Gutiérrez, que permite la cercanía con las personas: el carácter.
Mientras la zacatecana es hosca, pronta a responder con agresividad, Sergio Gutiérrez es cordial, dispuesto al diálogo, a la platica, al acercamiento.
Mientras Rocío Nahle se instala en su pedestal, hasta el cual quiere que la vayan a adorar, Sergio Gutiérrez no tiene empacho en meterse enmedio de las multitues y saludar a todos y a platicar con quien quiera. Se siente a gusto con sus paisanos.
Mientras de una sólo saben que viene de Zacatecas, del otro hay quienes conocen a sus padres y a sus abuelos, que viven en Minatitlán, ahí al ladito de Coatzacoalcos. Hay arraigo, pues.
Los bisabuelos de Sergio Gutiérrez son fundadores de Minatitlán, o lugar dedicado a Mina (a Francisco Xavier Mina, para más precisión, el español que introdujo la guerra de guerrillas en la lucha de Independencia, peleando del lado de los insurgentes).
Por eso es que a Sergio Gutiérrez, sí lo conocen en la zona.
Esa es la causa por la que pudo tener evento tras evento con lleno total.
Comenzó el viernes 12 de mayo, con un encuentro con mujeres emprendedoras, junto con su esposa, la también legisladora Diana Karina Barreras Samaniego, convocadas por Mabel Higuera y Mario Malpica Medel, en el salón del Sindicato de Trabajadores del Hospital Comunitario Regional, Sergio Gutiérrez Luna se dijo a gusto en su tierra.
Ahí les dijo: «Soy auténtico veracruzano”.
Y por lo mismo se comprometió a que “no descansará hasta que Coatzacoalcos y la región recobren el esplendor que merecen».
Luego vino el festival para conmemorar el Día de las Madres, un poco tarde, pero todavía en tiempo.
Esa fue una auténtica fiesta tropical, como la describieron sus organizadores.
Ahí, el ahora vicepresidente del Congreso de la Unión, Sergio Gutiérrez y su esposa, Diana Karina, compartieron con las mamás porteñas música, abrazos, baile y «momentos de locura».
Y entre una cosa y otra, de vez en cuando surgió el grito: «gobernador… gobernador».
Después se fueron a Villa Allende, y a unos metros del río tuvieron un festival para los niños.
En esa parte de Veracruz, en entrevista con el Corporativo Imagen del Golfo, dijo que «tenemos un proyecto claro. Vamos directamente al 24».
Fue una jornada en la que también se le sumaron actores políticos como la exsíndica Yazmín Martínez Irigoyen, quien era cercana de Rocío Nahle, y Salvador Cueto Sosa, dirigente de la Unión General de Obreros y Campesinos Popular (UGOCP), más otros actores políticos de la zona.
El también representante del Poder Legislativo por Morena ante el INE, manifestó que un buen líder debe escuchar las necesidades de todos los sectores, acudiendo a cada uno de los lugares para conocer las problemáticas.
«Lo que estamos haciendo debe tener un sustento social sólido y también una ruta concreta, esa ruta sólo un líder la puede plantear si va a los lugares a conocer los problemas».
«Nosotros vamos por un proyecto muy claro, que es ayudar a la transformación del estado, que es lo que nos interesa y en lo que hemos venido trabajando. Vamos para eso y sólo para eso».
Sabe el terreno que pisa y por eso asienta que: «Para mí el termómetro es la gente que yo veo en la calle, en los parques, en una taquería, que me saludan, que me apoyan, que están conmigo, eso para mí es lo importante. Hemos visto que el movimiento que iniciamos de cero, con trabajo, con esfuerzo, ha ido creciendo exponencialmente y la gente está confiando en lo que estamos haciendo».
Pero también lamentó que Veracruz sea un estado muy rico y no se vean reflejados los beneficios en la gente.
En cambio, el rumor que le quisieron sembrar, de que se va con Movimiento Ciudadano, no pegó por ningún lado.
El “fuego amigo” dirigido desde Palacio de Gobierno, ni siquiera se elevó en una llama incipiente.
Los que quieren perpetuarse como grandes místicos de Veracruz, hicieron lo que pudieron, pero no fue mucho.
(Si usted quiere ver las fotos de los eventos de Sergio Gutiérrez y el que le hicieron a Claudia Sheinbaum, están en https://cutt.ly/p6OJ6zX ).