La Contraparte/Óscar Pedro Reyes Castelán

* Ataques a la prensa 2.0

Veracruz, Ver., 04 de marzo de 2024.- En abril de 2021, en la columna La Contraparte publicada en Diario de Xalapa, escribí un texto que titulé “Ataques a la prensa”, el cual, por su actualidad, reproduzco íntegro: “los ataques a periodistas y medios de comunicación se han vuelto comunes, bajo el argumento de que los críticos del nuevo gobierno siguen órdenes de grupos políticos del pasado, y ahora es una especie de deporte proferir cualquier tipo de insultos impunemente. En los últimos días está difundiéndose con profusión un video del ‘compositor’ Byron Boris Barranco Aguirre, quien grabó dos discos con sus composiciones elogiando al fidelismo primero y después se convirtió en aliado del actual gobierno, y con mayor razón cuando en 2011 fue candidato a diputado federal del PRD –antecedente de MORENA– por el distrito de Boca del Río, que perdió abrumadoramente ante el panista Humberto Alonso Morelli, actual alcalde boqueño. ¿Quién es el señor Byron? Nació en Cosamaloapan y ha sido cantante en antros, y un tiempo se asoció con dos hermanos de apellido Noriega para operar el bar “La Casona”, lugar de malos antecedentes en la conurbación de Veracruz, a tal grado que ese negocio fue cerrado poco después de que un grupo delictivo les mandó un mensaje en enero de 2012 dejándoles una cabeza humana a la entrada de ese bar-discoteca. No obstante sus antecedentes y su vinculación a gobiernos del PRI, fue arropado por el actual partido en el poder después de que les compuso e interpretó una canción que utilizó el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) como su himno político. Este vocalista, ahora, se dedica nuevamente a crear disparates e interpretar lo que se piensa en el gobierno de los medios críticos. En una nueva versión de la emblemática y famosa canción “La Bamba”, Barranco arremete contra el periodismo y los periodistas, sin un señalamiento concreto ni pruebas que respalden sus ofensivos dichos. En una parte de la letra, dice: “es necesario platicar con la gente (…) y tumbar las mentiras, la confusión que usan los chayoteros, que ahora son sicarios de la información. La prensa inmunda le dicen”. “¿Mentiras?”… la prensa, los periodistas, investigan y exponen hechos. “¿Chayoteros?”, ¿quiénes?, generalizar resulta más que ofensivo. “¿Sicarios?”, el señor Byron debe saber bastante de lo que habla. El asunto aquí no es tanto la especulativa deformación de esa canción ideada por este hombre que sirve a quien le paga, como él ha dicho en una entrevista hace tiempo, sino lo que el partido MORENA y su gobierno permiten que diga; más que ofender, esa canción coloca en riesgo la integridad de quienes ejercen como profesión la libertad de expresión, los expone a agresiones de quienes podrían actuar con radicalismo “contra los enemigos” del actual régimen. ¿Eso se pretende? Si eso fuera, no se descarte que en algún momento ocurra algún atentado. La interpretación ya ha sido usada en actividades oficiales del gobernador de Baja California Norte, Jaime Bonilla Cortés, lo cual resulta sumamente inquietante. ¿Quién responde por lo que pueda ocurrir con estos ataques a la prensa y a los periodistas, inspirados en esta canción de marras? ¿El gobierno o el partido? ¿O ambos? Cuidado, instigar al linchamiento puede tener implicaciones graves. El abuso del poder no conduce a buenos destinos”. Se exhibe este comentario como contexto de lo que acaba de ocurrir en una conferencia de prensa a la que asistió *Byron, candidato de MORENA a diputado federal, a quien el presidente de la Asociación de Periodistas de Veracruz (APEV), Rodolfo Herrera Sánchez, reclamó que, habiendo agraviado al gremio, acuda a pedir su apoyo a los medios para su campaña política. Uno de los periodistas más respetados, Miguel Novoa, le pidió nombres de los que señala como ‘chayoteros’ y ‘sicarios’. No pudo responder y dijo no arrepentirse de lo dicho, y la diputada federal con licencia, Rosa María Hernández Espejo, quien busca la reelección, una periodista de larga trayectoria, reconocida y respetable, además de maestra en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UV, evitó defender a los medios, y se enganchó mal en el tema, tanto que señaló al respetable Novoa de haberle pedido dinero cuando fue candidata. Imprudente y mezquino señalamiento. Miguel goza de un bien ganado prestigio de honestidad. No hay justificación para los ataques a los periodistas, ni del cantante a sueldo, ni de ella o el Presidente de la República; no, al menos en la democracia que aún tenemos.
*Algunos lectores afirman que el señor Barranco nació en Guatemala, a la entrega de este texto no pudimos corroborado, pero haremos una búsqueda exhaustiva y lo daremos a conocer aquí mismo.
Escriba a opedro2006@gmail.com