Johana Camacho: de radióloga a escritora de cuentos infantiles en Nicaragua

Jessica Chávez/colaboradora

Managua, Nicaragua, 28 de mayo de 2023.- Johana Camacho es médico, especialista en radiología del Hospital Manolo Morales en Managua, Nicaragua y comenzó a escribir cuentos para niños con el nacimiento de Andrés, su primer hijo.

El primero de sus proyectos literarios, narra la famosa anécdota del “Ada de los dientes” o mejor dicho en la jerga nica “El ratón de los dientes” que fue el primer cuento que realizó donde “por contar historias a mi hijo caí en los cuentos infantiles” y eso la llevó a sumergirse en un mundo bastante rico, de personajes ficticios, pero con algo muy en particular: convirtiendo su vivencia, aprendizaje y experiencia en historias y libros para niños llenos de realismo mágico.

“Para qué quiere el ratón mi diente” es el título de este ejemplar, ganador del cuarto Concurso Nacional de cuentos promovido por la editorial Libros Para Niños en la tierra de lagos y volcanes.

*Todo comenzó por su hijo*

“… Es que mi hijo me dijo que los cuentos los debería de escribir y probar llevarlos a las editoriales que fue lo que prácticamente hice”. Sin embargo, en el mundo de las editoriales en el país se dio cuenta que es muy difícil entrar, sobretodo, en los cuentos infantiles que “me dijeron que había una lista de escritores consagrados y que no estaban recibiendo ningún manuscrito, pero que había la oportunidad de participar en un concurso y que si yo lo ganaba me publicaban el cuento”, explicó.

Entonces, se animó ha participar en el concurso con tres cuentos, de los cuales con el que resultó ganadora fue “Para qué quiere el ratón mi diente” y fue así como empezó en el mundo de la literatura y, también a su travesía de estar presente en cuentacuentos, escuelas y otros sitios; es un ejemplar que habla sobre la primera vez que se le cae un diente a los niños y las niñas “y él se dedica a investigar para qué quiere el ratón su diente”, pues acá “las abuelas le dicen a uno ponele el diente al ratón para que se lo lleve”.

Johana Camacho dice que está bastante sorprendida porque es “un libro que gusta mucho”, lleva seis ediciones y está “muy contenta y alegre” y satisfecha por que en Chile realizaron una lectura con su libro.

*Radióloga y escritora*

Aunque el ser radióloga y escritora distan un poco para ella es su ser auténtica y “siempre digo que yo tengo dos vidas”. Además, parte del trabajo que realiza en el Hospital Manolo Morales como especialista en radiología siempre la mantienen en contacto “con los residentes” y de alguna que otra manera siempre estaba “buscando la amenidad, ganarte al estudiante” y quizás eso tiene alguna u otra conexión con el hecho de contar cuentos, pero todo se dio con la llegada de su hijo porque ella solía contarle los cuentos que luego decidió compartir con el público.

Camacho narra que a raíz de su primer libro se da cuenta que no domina el escenario porque “los niños se me salían de control” y no tenía técnica para contar, lo cual la condujo a estudiar teatro en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra y tomar algunos cursos de interpretación narrativa, guiones y carpetas cinematográficas para enriquecer sus habilidades.

De igual forma, cree que en algún punto la radiología y el ser escritora de cuentos para niños se juntan, ya que cuando se encuentra impartiendo alguna clase a sus estudiantes suele ponerles fotografías u otros recursos para “amenizar la clase”. De igual forma, dentro del hospital ha compartido con la sala de oncología y los pacientes algunos de sus cuentos para acompañarles en su proceso y darles ánimo.

*“El arma secreta”, otro de sus cuentos*

Camacho también ha escrito otro libro que se titula “El arma secreta”, es una especie de vivencia y experiencias de un niño enamorado del béisbol, el deporte rey en Nicaragua y, por medio de este nos lleva a recorrer emociones, fabulas pintorescas y trae a flote el rescate de los valores en la familia y destaca algunas de las figuras fuertes del béisbol en la tierra pinolera.

“Este cuento ya fue mi segundo, participó en un concurso nacional que hizo el Banco Central y es ganador del Premio Nacional de Literatura en 2013”, detalló.

Ella retrata la historia de su hijo Andrés Camacho quien soñaba con llegar a convertirse en un jugador profesional y de esa manera lleva a los lectores, a recordar su infancia, “en la que nada nos parecía imposible” y es un cuento para niños y niñas arriba de los diez años de edad.

Actualmente, Johana Camacho es madre, profesional y escritora, no se dedica full time a crear cuentos para niños porque su vocación le ocupa bastante de su tiempo, pero en sus días libres hace teatro y cuenta cuentos. Además, continúa escribiendo y en un futuro no muy lejano, sin duda alguna, nos entregará otra de sus maravillosas historias.