Exhorta IMSS Veracruz Sur a vigilar pie plano en niños

* A partir de los 2 años y medio son más visible los problemas al caminar por la falta de arco plantar.

Orizaba, Ver., 25 de agosto de 2023.-Las caídas constantes de niños pueden ser signo de pie plano, condición que puede identificarse a partir de los dos años y medio cuando el infante logra mayor estabilidad, y que debe corregirse a fin de evitar daños estructurales, advirtió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Sur.

El traumatólogo y ortopedista del Hospital General de Zona (HGZ) No. 32, doctor Benjamín Cruz Marín, explicó que los menores deben ser valorados por el médico especialista a partir de los dos años y medio cuando ya hayan aprendió a caminar, es entonces cuando se pueden identificar trastornos de la marcha, como el pie plano.

“Cada niño es diferente hay que checar si tiene algún trastorno en su marcha o alternación en su huella plantar, para analizar si deber ser necesario agregar una plantilla al calzado, pero eso ya es individual no todos lo necesitan”, explicó.

La valoración de pie plano en niños y niñas es una causa común de consulta, que permite empezar con el manejo y seguimiento; esta condición puede ser de tipo hereditario o bien existir algún factor que se asocie a la alteración como malformación de los huesos de pie o rodilla.

Pidió a los padres, madres de familia o tutores vigilar la marcha de sus pequeños, y revisar que no se caigan continuamente, es signo de alteración de la marcha, que podría ir acompañado de dolor de pie o pierna.

La corrección a esta condición es con la finalidad de evitar a futuro presentar problemas para caminar por el inadecuado desarrollo del sistema esquelético.

Si bien es necesaria la valoración por el especialista para determinar el tratamiento a seguir, el especialista recomendó permitir a los infantes caminar descalzos, ya que ayuda a fortalecer y a terminar de formar el arco plantar; en los casos confirmados de pie plano, independiente del uso de zapato ortopédico, plantilla u otras adaptaciones, realizar ejercicio sin calzado y caminar en casa de la misma forma es parte del tratamiento.

Y ante el próximo regreso a clases, el doctor Cruz Marín recomendó el uso de calzado escolar de tacón mediano de dos centímetros en promedio, para tener mayor comodidad para el niño y la niña.