Es necesario hacer conciencia sobre el daño ambiental en nuestros ecosistemas: Sergio Rodríguez Cortés

* El titular de la PMA encabezó una jornada de limpieza en la “Isla del Amor”, como parte del programa de la Semana del Medio Ambiente.
* Son cerca de 400 millones de toneladas de plásticos que se vierten al medio ambiente al año, y muchas de ellas van a dar a nuestros mares.

Boca del Río, Ver. 06 de junio de 2023.- Como parte de las actividades de la Semana del Medio Ambiente, personal del Aquarium del Puerto de Veracruz y de la Procuraduría Estatal de Protección del Medio Ambiente (PMA), encabezada por Sergio Rodríguez Cortés, llevaron a cabo una limpieza de playas en la zona de “La Isla del Amor” en el municipio de Boca del Río.

Acompañados por jóvenes universitarios, así como regidores municipales de Veracruz y Boca del Río, la jornada de limpieza dio inicio la mañana de este martes, donde el Procurador Estatal advirtió sobre los daños ambientales generados por el uso de plástico de un solo uso, particularmente su impacto en el Sistema Arrecifal Veracruzano.

“Vamos a hacer una actividad de limpieza de playa de esta zona conurbada de Boca del Río con Alvarado haciendo conciencia de la gravedad del deterioro de nuestros ecosistemas fundamentalmente por la producción de microplásticos en el mundo. Son cerca de 400 millones de toneladas que se vierten al medio ambiente al año, y muchas de ellas van a dar a nuestros mares. Aquí en esta zona está el Parque Arrecifal Veracruzano, un patrimonio incalculable, y que lamentablemente al deteriorarse estos plásticos, que muchos de ellos se degradan en más de cien años, estamos contaminando”, lamentó.

Armados con bolsas de basura e instrumentos especiales para separar residuos plásticos de la arena, una multitud de voluntarios–incluyendo a la Regidora Décimo Segunda del Ayuntamiento de Veracruz, Lissethe Martínez Echeverria y el Regidor Noveno del Ayuntamiento de Boca del Río, Francisco Luis Moreno Quiroga–llenaron las playas de Boca del Río desde temprano para remediar el impacto ambiental que ha generado la creciente urbanización alrededor las zonas naturales de la zona metropolitana.

Rodríguez Cortés agregó que la presencia de plásticos y microplásticos en los océanos va más allá de un problema medioambiental, debido a que la degradación de estos desechos puede también contaminar los alimentos que consume la ciudadanía, causando daños irreparables a la salud.

“Lo peor es que el ser humano en esta cadena alimenticia, cuando ingiere peces del mar, estamos prácticamente comiendo estos plásticos. Estos plásticos provienen de los hidrocarburos y contienen metales pesados y contaminantes que producen enfermedades crónico degenerativas. No solo debemos preservar el medio ambiente, sino también trabajar para la salud pública. Por eso es importante que todos nosotros, encabezados por la Procuraduría del Medio Ambiente, estemos haciendo conciencia de la importancia de preservar estos lugares”, enfatizó.