En Boca del Río…La música de concierto y el Foro Boca

* Una iniciativa política traducida en promoción cultural
* Inicia Segunda Temporada 2023 la Filarmónica de Boca del Río.

Estefania Barragán/cortesía

Xalapa, Ver., 31 de agosto de 2023.- 2024 marca un aniversario que poco tiene de afinidad con asuntos de orden político.

Es el ciclo anual en que se cumplen diez de la permanencia ininterrumpida del ensamble orquestal más joven de México.

Y hablamos de orquestas al más elevado nivel en el país.

Hacia septiembre de 2014, se concretó cabalmente para ofrecer su primer concierto en el Teatro “Fernando Gutiérrez Barrios”.

Estaba ya en funciones la Orquesta Filarmónica de Boca del Río, creada sin apoyo monetario externo y con todo el entorno político estatal y nacional en contra.

La dirección fue asignada a uno de los más importantes líderes musicales mexicanos: el ya legendario Jorge Mester, director emérito de la Louisville Orchestra, ex titular en las sinfónicas de Pasadena y Naples (Estados Unidos) y Perth en Australia. Mester ha actuado como invitado al frente de las orquestas de Boston, Filadelfia, Royal Philharmonic de Londres, New York City Opera, de Ciudad del Cabo y Lausana (Suiza), entre muchas otras.

Por añadidura, en 1985 Mester recibió el Premio Ditson que otorga la Universidad de Columbia, distinción que se entregado a maestros de la talla de Leonard Bernstein, Eugene Ormandy y Leopold Stokowski.

Pero eso no ha sido todo. Tres años después, el despacho Rojkind Arquitectos hizo entrega a la orquesta de su sede, el Foro Boca, un sorprendente centro cultural ubicado a la orilla del mar y junto a la desembocadura del río Jamapa, dotado de una sala de conciertos que cuenta con la tecnología más sofisticada en el país.

Jorge Vázquez Pacheco, musicólogo y comunicador originario de La Defensa -municipio de Misantla- nos indica que la Filarmónica de Boca del Río inicia su Segunda Temporada de Conciertos 2023 este viernes 1 de septiembre, con una audición en que tomará parte el violinista norteamericano William Harvey y cuyo programa se desarrollará de la siguiente forma: Obertura para la ópera “El barbero de Sevilla” de Gioachino Rossini, Tercer concierto para violín y orquesta de Camille Saint-Saëns, para rematar la sección complementaria con la Sinfonía número 7 de Antonín Dvorák.

Autores y obras del programa
El italiano Gioachino Rossini (1792-1868) escribió su ópera “El barbero de Sevilla” inspirado en una historia de Caron de Beaumarchais (1732-1799) y la trama es sobre las curiosas peripecias de un personaje que, en la ciudad española de Sevilla, es mucho más que un simple barbero.

Cirujano, veterinario, consejero y mil cosas más, Fígaro es también quien planea, resuelve intrigas y no habrá plan que llegue a buen término sin su participación.

La Obertura prepara al oyente para la atmósfera de graciosa intriga y comicidad que impera en la comedia, y es uno de los fragmentos de mayor fama en el catálogo rossiniano.

El Concierto 3 para violín del francés Camille Saint-Saëns (1835-1921) fue concebido y terminado en el transcurso del año 1880, con dedicatoria para el virtuoso español Pablo de Sarasate, quien por aquella época era considerado el mejor violinista de Europa.

Fue el mismo Sarasate quien se encargó de estrenarlo, en enero de 1881, en el contexto de una relación amistosa y profesional que dio inicio desde 1859, cuando el mismo Sarasate estrenó el Concierto número 1, también dedicado a él.

Resultó ser el más exitoso y difundido de sus tres partituras dedicadas al instrumento, pese a lo cual no volvió a escribir otra obra similar en los más de cuarenta años que viviría aún.

La aceptación del público fue inmediata y las críticas desde la primera audición resultaron sumamente favorables, particularmente para el segundo movimiento, que está escrito en forma de barcarola.

Los movimientos primero y último contienen detalles que llaman la atención por su especial tratamiento, como la entrada del solista que se da de inmediato hacia el inicio, con un tema de intenso apasionamiento, o la cadencia con que el mismo violinista arranca en el tercero y que abrirá paso al Allegro final.

Por lo que respecta a la Sinfonía 7 del checo Antonín Dvorák (1841-1904), fue producto de un encargo procedente de la Sociedad Filarmónica de Londres, por lo que procedió a trabajar sobre su partitura en junio de 1884.

Los analistas consideran que esta Sinfonía se aparta un tanto del estilo propio del período de madurez de Dvorák y suelen describirla como “adusta”, “dramática” y hasta “tempestuosa”, en franco contraste con la frescura y vitalidad de sus trabajos anteriores.

Esto es seguramente porque el período de su creación coincidió con la muerte de su madre; una etapa particularmente amarga en la existencia del compositor que, además, se caracterizó por la ausencia de lapsos turbulentos.

La obra fue estrenada en Londres, en abril de 1885. Hacia la mitad del siglo XIX, Bohemia formaba parte del imperio austro-húngaro y la influencia procedente de Europa Central se dejaba sentir desde el momento en que a los ciudadanos bohemianos les resultaba muy conveniente el aprendizaje de la lengua alemana.

Fue por ello que el padre de Dvorák, un humilde carnicero y posadero rural, le envío a la vecina ciudad de Zlonice para aprender alemán, con lo que motivó el encuentro de su talentoso hijo con un profesor de apellido Liehmann, quien le daría el primer impulso que le condujo a dedicarse a la música.

Fue el mismo Liehmann quien convenció al padre de permitir a su muchacho viajar a Praga, en donde Dvorák se matriculó en la Escuela de Órgano de la ciudad, en 1857. Con ello dio inicio el desarrollo de una carrera que le convirtió en uno de los autores más representativos del nacionalismo musical del siglo XIX.

La audición de referencia dará inicio a las 20 horas, con charla de apreciación previa a cargo de Jorge Vázquez Pacheco desde las 19 horas, en el Foro Boca.