Detienen a ex empleado del «gober precioso» por tortura contra Lydia Cacho

Ciudad de México, 13 de julio de 2023.- La Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especializada en materia de Derechos Humanos (FEMDH), y de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), cumplimentó orden de aprehensión en contra de Hugo Adolfo “K”, por su probable responsabilidad en el delito de tortura en agravio de una periodista.

La presente orden de aprehensión fue obtenida por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la FEMDH, al presentar pruebas suficientes para acreditar la presunta responsabilidad del detenido en el delito de tortura, quien, al momento de los hechos en 2005, se desempeñaba como titular de la Policía Judicial de la entonces Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla.

Los hechos que se le imputan, corresponden a su probable participación en una estructura organizada de poder dentro del Ejecutivo del estado de Puebla, con la finalidad de afectar la dignidad personal de una periodista, derivado de la publicación de un libro de investigación periodística.

El detenido fue puesto a disposición del Juez Federal competente en Quintana Roo, para que determine su situación jurídica.

DATOS CIEGOS

Hugo Adolfo Karam Beltrán en su carácter de director general de la Policía Judicial en seguimiento a órdenes del entonces gobernador del estado de Puebla, Mario Marín Torres, coordinó el cumplimiento de una orden de aprehensión en contra de la periodista Lydia cacho e instruyó a las personas a su mando que torturaran y humillaran a la periodista como medio para castigarla por la publicación del libro “Los Demonios del Edén”.

Por lo anterior, comisionó a policías de dicha entidad a la ciudad de Cancún, Quintana Roo, para realizar y ejecutar la orden de aprehensión, realizando el traslado vía terrestre cuando existía la posibilidad de aéreo; sin embargo, fue en dicho traslado donde la torturaron como se los instruyeron.

Durante el traslado de la periodista de Quintana Roo a Puebla, Karam Beltrán supervisó el cumplimiento de las instrucciones del entonces gobernador para vejar a la periodista.