Descubriendo a Picasso

* Deja lo Ruíz (el academicismo) para volverse Picasso (cubismo).
* Unamuno presagia la grandeza de lo que sería Picasso: desdibuja

Por Manuel Enríquez

II parte

Veracruz, Ver., 02 de septiembre de 2023.- Desde que nació la vida de Picasso estuvo marcada por el surrealismo.

Resulta que al salir del vientre de su madre, casi a la media noche del 25 de octubre de 1885, el que sería el gran artista de la época, fue clínicamente declarado muerto por “asfixia”.

Pero no, con el humo de un “cigarro habano” prácticamente “revivió”. Sí, con un habano…

Cuando los doctores daban el caso por perdido al momento en que su madre lo trajo al mundo, algo inusual se le ocurrió al tío, llamado Salvador -que ahí estaba a la hora del parto porque también era médico-:

Echó en la cara del bebé una bocanada de humo del habano que fumaba y así lo salvó: el futuro Picasso tuvo su primer aliento y pegó un gran bramido, tan sonoro que se escuchó por todos lados.
Desde entonces Pablo Ruíz Picasso vivió 92 años para contar cómo fue su desnacer y el nacer de una nueva etapa en el arte mundial

Valiosos segundos de reacción rápida del tío. Fue así como el mundo no se perdió de la revolución del arte hacia su modernización.

Desde el principio del siglo XX el joven malagueño le dio un giro al arte plástico. ¿Cómo?: expresando no lo que ve, sino lo que siente.
En esos 92 años construyó un complejo sistema de códigos de expresión del espíritu de la evolución humana.

Y se convirtió en el máximo exponente del cubismo y también en uno de los iniciadores del arte abstracto y del surrealismo contemporáneo.

Si el nacimiento no parece surrealista, el nombre que tiene de origen sí lo es, ya que María, su madre, una morenita muy inquieta, quiso que se llamara:
Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Crispiniano de la Santísima Trinidad, Ruíz Picasso.

¿Cómo la ven?

El estigma surrealista que lo vio nacer se volvió plástico en el arte de Picasso. ¿Cómo fue ese proceso? ¿Ocurrió de la noche a la mañana? ¿Se debe ese cambio al arte africano?

Veamos el cambio con éstas dos pinturas de Picasso:

Este óleo, “Ciencia y caridad” Picasso lo hizo cuando tenía apenas 16 años de edad.

Cómo se ve, el adolescente Picasso ya era un maestro de la pintura. En ésta refleja todo el academicismo de diversas escuelas desde Málaga -por iniciativa de su padre, quien también era pintor- su tierra natal, en Coruña y en Barcelona. Pero hasta ahí, porque cuando entra al academicismo en Madrid, Picasso ya estaba rebelde al sistema de enseñanza.

El mismo Pablo Picasso afirma que su grandeza como artista la alcanzó cuando se despoja de lo Ruíz -apellido de su padre-, es decir, del academicismo, para ser Picasso, esto es cuando regresa a la creatividad que tenía cuando niño, y ahí justamente está el detalle.

Veamos ahora ésta otra obra, de cuando ya Picasso deja atrás lo Ruíz y se convierte en Picasso:

Óleo, “Francoise Gilot, Claude y Paloma”, que hizo en 1951, a la edad de 70 años.
Como se ve, su transformación fue total.
En la primera obra, cómo en otras, se ve la influencia de Velázquez, de Rubens, de Rembrandt, incluso hasta del Greco y de Goya.

Veamos la siguiente:

En fin, es así cómo Picasso pintaba. Era ya un maestro. Pero él no estaba contento. Y comenzó su propia búsqueda.
En sus intermitentes viajes de España a París conoce a los grandes del momento del arte europeo: a Cezzanne, a Van Gogh, a Matisse, entre otros, y empieza a ser influenciado por ellos.

En su adolescencia no sólo conoció a pintores sino también a grandes escritores. Algunos que influyeron en él desde la revista Arte Joven son: los hermanos Baroja (Pío y Ricardo), al futuro Azorín, a Valle Inclán, incluso Unamuno, quién ya tenía 35 años de edad, conoce a Picasso por sus dibujos en esa revista. Desde España Picasso ya andaba haciendo trayectoria.

En un intercambio epistolar el poeta Candamo le envía a Unamuno un ejemplar de la revista Arte Joven -en la que participaba Picasso- y le pide al escritor su opinión de la misma y, como un augurio, Unamuno dijo del pintor lo siguiente (carta 22):

“Arte Joven me ha gustado. No conocía a ese Picasso, que me agrada mucho, si no notase cierta afectación en desdibujar”
(Cita de Javier Herrera Navarro, doctor en Historia del Arte, “Unamuno, Picasso y ‘Arte Joven’”, p.165)

Picasso todavía no era reconocido.

Apenas y tenía algunas exposiciones en España cuando de pronto la “Galería Voullard” en París lo llama y ésta fue su primera plataforma importante.
Una de las primeras obras de Picasso dónde muestra un cambio es el retrato de Gertrude Stein, en 1906, cuando tenía 25 años:

En ésta obra se ve claramente la influencia de Cezzanne, el padre del arte moderno. Veamos la similitud de la obra de Picasso con la de Cezzanne en el retrato que se conoce como Madame, su esposa:

Hasta aquí la II parte. El proceso de cambio ya se veía al distanciarse del academicismo. Y no tardaría mucho para comenzar con el cubismo, cuyas primeras expresiones, las protocubistas, quedan pendientes de analizar.

Hablar de las influencias de impresionistas, del retrato de Gertrude Stain y de Los Croquis.

—–

Pues hay quien dice que pensar en que fue el arte africano el que lo convirtió, resulta una simpleza en tanto que el cubismo ya lo traía Picasso en sus genes.