Columna sin Nombre… Pablo Jair Ortega

* CUANDO SCHWARZENEGGER ANDUVO POR XALAPA, COATEPEC Y XICO

+ Decreto por ola de calor sin lluvias.
+ Que también Tío Dante le entró a la cooperacha.
+ «No coman ansias, todo a su tiempo»: Rocío Nahle

Chavorrucos fans de DC: vayan a ver “The Flash”.
Es todo lo que les voy a decir.
–Chopenjawer

Xalapa, Ver., 15 de junio de 2023.- Ahora que se puso de moda nuevamente el actor Arnold Schwarzenegger a raíz de sus series en Netflix, le preguntaba a un amigo cómo fue trabajar con él cuando fue parte de su seguridad en los días que filmó en Xalapa, Coatepec y Xico la película «Collateral Damage» (Daño Colateral).

De hecho, la entonces naciente Secretaría de Seguridad Pública (SSP; a cargo de Alejandro Montano) participó activamente en la filmación, pues llegaron a usar armas reales y vehículos oficiales.

Los ponían hasta a cuidar el catering.

Recuerda que hasta las patrullas 618 y 619 de Seguridad Pública fueron prestadas para la filmación de la película.

«Las armas que ves en las películas no traen aguja en el percutor, entonces varias veces nos pedían a nosotros los rifles… y le decía yo al comandante: ‘Oiga, quieren que les prestemos nuestras armas’, pero él nos decía que no».

Y prosigue: «Pero en ese entonces Valentín Romano (subsecretario) les decía que sí y traían del cuartel San José armas reales para la filmación de la película»

Me platica que en realidad era muy tranquilo el ambiente, pero que la logística y seguridad se incrementaban cuando aparecía su entonces esposa Maria Shriver, quien es parte de la «realeza gringa» por ser sobrina directa del ex presidente John F. Kennedy.

Esto incluía la prohibición estricta de tomar fotografías (aunque en esa época apenas y estaban saliendo las cámaras digitales); de hecho, la disciplina en SSP en ese entonces era tan férrea, que a los policías se les arrestaba si se les ocurría tomarse la foto del recuerdo con artistas o personalidades que debían cuidar.

«Ahí me di cuenta que la importante, la persona realmente importante, era la Kennedy, porque viajaba en un avión militar que aterrizaba en El Lencero; bajaba con el Servicio Secreto los cuales un muchacho y una muchacha agarraban a los dos hijos, el niño y la niña, se los ponían en un arnés y se subían al avión; e inmediatamente dentro del avión se acomodaban un paracaídas y así viajaban…»

–¿Y el Arnold qué hacía?
–Pues el avión saliendo de volada de El Lencero comenzaba a tomar altura, altura, altura… Y Arnold se quedaba como p*nd*jo solo, muy arnolito y la ch*ng*da, pero era un pobre p*nd*jo que nadie lo pelaba siempre y cuando la señora no estuviera; porque cuando la señora estaba, ahí sí se convertía en importante.

«Le decía yo a mi papá que el niño, el hijo de ellos, era igualito al John Kennedy junior cuando saludó el féretro de su papá; así hacía igualito, peinado de príncipe valiente, desmadrosito el chamaco de aquí para acá y ahí andaba».

Platica que Arnold no es una persona alta (aunque mi cuate, ex policía federal de caminos, es de estatura alta): «Me llegaba al hombro, si acaso, un poquito más abajo; y cojeaba: estaba cojo de una lesión en la rodilla. Traía como 10, 12 dobles para la filmación de la película».

–¿Y fue cierta esa historia de que el Arnold cerró el tugurio «Los Cocos» de Coatepec?
–Tan cierto como que yo estaba en la puerta con mi gente; así de cierto es. Precisamente después de una visita de la señora que había hecho al flamante esposo; salieron del «Posada Coatepec» (hotel denominado Gran Turismo), la fue a dejar al aeropuerto, de ahí se regresó al hotel, se cambió y al tugurio.

«Los Cocos», para los que no saben, era un bar de esos mala muerte que les encanta a la banda por su licor barato y cariñosas.

O al menos eso me han contado. A lo mejor nomás fue a jugar dominó.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: De acuerdo al reporte de la Subdirección de Estudios y Pronósticos Meteorológicos de la Secretaría de Protección Civil, el estado de Veracruz seguirá teniendo temperaturas muy elevadas, por lo menos hasta el sábado 17, las cuales alcanzarán hasta los 45 grados (súmele la famosa sensación térmica)… De hecho, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo que está contemplado que no haya lluvias en por lo menos dos semanas, por lo que este jueves se publicaría un decreto para prohibir las quemas agrícolas en el estado y así tratar de evitar los incendios forestales y de pastizales… Parafraseando a El Cochiloco: «Este estado y no chingaderas es el puro infierno».

OTRA NOTA: Dicen, dicen… Que cierto personaje político no sólo buscó al primo y a los sobrinos, sino que también tiene el patrocinio de su antiguo mentor, Dante Delgado, y es por eso que se ven esos anuncios espectaculares por todo el estado… Por cierto, en el Fidelato recuerdan que una vez hubo un encuentro entre Dante y Tío Fide, donde éste último ya daba cuenta de la relación tan cercana entre ambos, pues dicho personaje –siendo priísta– le pedía en plena reunión varios ayuntamientos para el partido de Dante, entonces llamado Convergencia.

LA ÚLTIMA PORQUE HACE MUCHA PUKTA CALOR: La secretaria de Energía y senadora con licencia por Veracruz, Rocío Nahle, ni se acelera ni se acongoja sobre futuros proyectos políticos. Y es que este miércoles se desató el «borrego» de que había renunciado a su cargo para irse a buscar la gubernatura en Veracruz… Consultando con fuentes cercanas, estas nos confirmaron que para nada, ella sigue al frente del proyecto de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, y que todavía es muy pronto para ese posible escenario… Pero fue la misma secretaria quien declaró posteriormente a medios este miércoles: «Yo no tengo las maletas todavía hechas porque estoy concentrada y eso es lo que nos ocupa, en arrancar y estabilizar la refinería de Dos Bocas, eso es lo más importante, no entretenernos, no distraernos, no perdernos (…) Yo entiendo que son tiempos políticos de una manera que no se había visto en el país para la elección democrática tanto para la presidencia como para los temas de elección popular (…) Los proyectos personales pasan a segundo término (…) el pueblo paga y paga bien cuando uno trabaja bien, entonces yo confío plenamente en eso y ya en su momento los tiempos los van marcando, estamos prácticamente a mitad de junio, me hacían esta pregunta en enero y no, los tiempos van marcando, la política es de tiempo y estamos con mucha energía muy optimistas y lo más importante comprometidos con un proceso de transformación en México, eso es lo más importante».