Columna sin Nombre… Pablo Jair Ortega

LA AGRESIÓN A VERÓNICA HUERTA

+ El culey de Alito quiere que Doña Beatriz decline.
+ ¿Adán Augusto entonces ya no será el de la Jucopo?
+ Cuatro meses abandonada obra del ayuntamiento de Xalapa.

¡Fuerza, brother!
–Chopenjawer

Xalapa, Ver., 28 de agosto de 2023.- En los tiempos fuertes del priato, los jefes de la Policía Estatal que tenían mucho poder eran los delegados de Seguridad Pública, pues no sólo tenían el control de las bases policiacas, sino que servían como enlaces con los presidentes municipales.

Incluso metían mano a la grilla: se aseguraban que la votación para el otrora poderoso partido tricolor saliera avante en todas las elecciones.

Uno de estos jefes era Alfonso Lara Montero, quien por años estuvo en el sur de Veracruz, aunque su jurisdicción era prácticamente de Xalapa hasta Las Choapas.

En un desayuno, el jefe Lara me platicaba que muchas veces su trabajo también estaba relacionado a lo político. Es decir, la policía no sólo actuaba para la vigilancia de los malandros, sino que también tenía que estar pendiente de lo que se hacía en los Ayuntamientos.

Una de estas funciones era la de meter en orden a los alcaldes cuando se alocaban.

Dice un dicho que el poder marea a los inteligentes y vuelve locos a los torpes. Son pocos los políticos que mantienen los pies sobre la tierra, especialmente aquellos que apenas están entrando a la administración pública.

Por ejemplo, nunca faltan los que, asumiendo la silla presidencial del municipio, lo primero que hacen es comprar camionetota de lujo; otros usan el presupuesto público para ropa cara, viajes, fiestas, comilonas, borracheras; comienzan a construir mansiones, a tener amantes, etcétera.

Esto lo captaba el delegado a través de los policías municipales o comisarios y reportaba a Xalapa. Acá en la capital se decidía si el propio delegado de Seguridad Pública, el secretario de Gobierno o hasta el gobernador era quien metía orden y acalambraba al alocado.

Y es que los municipios –especialmente los pequeños y más alejados– a veces se convierten en pequeños reinos donde el presidente municipal y el cabildo son el monarca con su corte; las familias gobernantes se creen de la realeza y con derecho a gobernar a perpetuidad. Se van transformando así en dolores de testículo para el gobierno estatal en turno, porque al final de cuentas éste tiene que intervenir cuando a los ediles los rebasa la locura.

Lo anterior viene a colación por lo que ocurrió en el Velódromo de Xalapa este domingo, cuando la reportera Verónica Huerta fue agredida por unas mujeres provenientes de Miahuatlán al evento de Claudia Sheinbaum.

La periodista vio que dicho grupo viajaba a bordo de una ambulancia municipal (que si no mal recuerdo, fue de las donadas por el Gobierno de Veracruz); las grabó y las energúmenas se enojaron porque quedaron exhibidas usando recursos públicos para un acto partidista. Como Verónica seguía registrando el hecho, se le fueron encima a golpes.

O sea, habría que estar bastante idiota a estas alturas como para que un político o funcionario no tenga sentido común y piense que se puede usar una ambulancia como transporte de personas a un evento partidista. Eso demuestra no sólo ignorancia, sino una soberbia peligrosa por parte de un servidor público que usa un vehículo destinado a emergencias con fines personales o partidistas.

Pero bien lo dice la Güera Elsbeth: «La ignorancia es atrevida».

Dudo mucho que las personas que viajaban en la ambulancia (una de ellas, señalada como síndico municipal) no supieran lo que estaban haciendo y por eso reaccionaron con violencia al ser captadas. El incidente no hubiese pasado más allá del señalamiento y la exhibida, pero creció por la agresión contra la periodista, lo que agrava más el asunto.

Todavía está presente una lenta cicatrización por aquellos tiempos donde la violencia ejercida contra periodistas estaba a la orden del día. Todavía el gremio no se recupera de la muerte de Regina Martínez, por ejemplo, y de otros muchos compañeros y compañeras que perdieron la vida en el ejercicio de su oficio; por eso el enojo, la inconformidad cuando vieron a una de las suyas agredida por una bola de changas eufóricas que fueron oportunamente detectadas.

Quizás el asunto no pase de ahí (lamentablemente). Miahuatlán es un municipio pequeño al centro del estado cuyas broncas locales están muy lejos de la grilla estatal o nacional. Tienen más broncas de migración y de jóvenes con problemas de adicciones.

Tampoco creo que esto (como lo han querido vender los azotados críticos anticuatroté) cambie realmente el panorama electoral que ya se va afinando: ni afectará a Morena, ni afectará a la Sheinbaum, y la verdad es que es una bronca en la que tampoco tendría qué ver Gobierno del Estado directamente, por aquello de que los municipios son autónomos y libres.

Pero una agresión como la de este domingo es fácilmente motivo para mandar llamar a los responsables y darles la acalambrada de su vida. Que los de alto nivel en Palacio de Gobierno (jefes políticos, les dicen), en aras de preservar la gobernabilidad, no permitan estos excesos como el mostrado por la gente de Miahuatlán contra Verónica Huerta.

Mínimo un castigo, una reprimenda, y la obligación de pedirle perdón a la periodista.

Lo ocurrido el domingo para muchos en el poder quizás es insignificante, pero manda una señal peligrosa a los atrevidos ignorantes que abundan en esos lugares tan rurales: madrear a un periodista nunca será castigado y me la pelan.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: El dirigente nacional del PRI, «Culeyito» Moreno, no entiende la nueva dinámica del empoderamiento de la mujer en la política y ayer, así como si nada, ya habló a nombre de la senadora Beatriz Paredes y hasta deslizó que habrá una eventual declinación de la tlaxcalteca (por aquello de que no sale bien en las encuestas) que favorece a su contrincante Xóchitl Gálvez en la contienda interna del Frente Amplio Opositor… Es un grave error, porque luego priístas como el «Culeyito» Moreno son los que andan pidiendo el voto de las mujeres o mencionandoles como parte fundamental del PRI, pero resulta que eso es un discurso vacío en los hechos porque, sin consultar a Doña Beatriz, ya está dando línea de cómo va a ser la jugada en el futuro… La experimentada política no se quedó callada y le contestó a su dirigente a través de un comunicado, donde señaló: «considero conveniente, antes de que yo tome cualquier decisión, conocer los resultados de la encuestas que mandó a hacer el Comité Organizador del Frente Amplio por México, que son las únicas encuestas válidas para el efecto de incidir en la definición de la Coordinación del Frente»… Por cierto, Doña Beatriz creció mucho en las encuestas, algo que nadie esperaba. Sinceramente, es una mujer política con mucha experiencia, mejor discurso, más preparada, muy lejos de la botarga empresarial de ultraderecha que quieren imponer en dicho Frente. Es también muy querida en Veracruz y ella personalmente tiene afecto por las tierras jarochas.

OTRA NOTA: La encuesta publicada este lunes por el diario Reforma sobre el posicionamiento de las «corcholatas» de Morena, llama la atención por un dato relevante: Gerardo Fernández Noroña (PT) y Manuel Velasco (PVEM) habrían rebasado al ex secretario de Gobernación, Adán Augusto López, relegándolo hasta un quinto lugar en las encuestas… De ser así, según el acuerdo firmado por los aspirantes presidenciales donde el segundo lugar sería el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, y el tercer lugar, el de los Diputados, Don Adán no llegaría a tener esa posición en el Palacio Legislativo de San Lázaro… ¿Entonces cuál será el futuro que le depara al brother del presidente? Acá en Veracruz, dicen que su máximo porrista de plano ya mejor le bajó a la intensidad para ya no estar haciendo tanto el ridículo; así, muchos (especialmente ex priístas) se quedarán chiflando en la loma otros seis años más.

LA ÚLTIMA PORQUE TENGO QUÉ VER CARICATURAS PENDIENTES: La rehabilitación de la avenida Ébano, entre las calles Tamarindo y Arroyo Papas de la colonia Veracruz, en Xalapa, lleva casi cuatro meses de trabajo los cuales han sido deslavados por los aguaceros como los de esta tarde de lunes en Xalapa… Afectados por esta «interminable» obra, fueron estudiantes (en su primer día de clases), amas de casa, comerciantes y hasta los propios obreros de este proyecto… El Ayuntamiento de Xalapa ya debería redoblar los esfuerzos para que termine dicha obra, ya que las afectaciones a viviendas y comercios son cada día más evidentes ante las fuertes lluvias de este mes.