Columna sin Nombre… Pablo Jair Ortega

* ENTRE ÁRBOLES CAÍDOS, LA RAJA POLÍTICA Y LA NECESIDAD DE MEJORAR LA VIALIDAD

+ El Palo Volador en la nueva placita de Coatepec.
+ Ex policías sentenciados eran de Ayudantía.
+ Falleció el abogado Gilberto Farías Morales.
+ Presenta Arturo Diez Gutiérrez su libro «Lucine en Espirales».

Que le vayan preparando Las Golondrinas, dicen…
–Chopenjawer

Xalapa, Ver., 21 de julio de 2023.- Sin duda se requieren obras viales para agilizar el tráfico de Xalapa. Es una ciudad que ha crecido como el nopal: demasiado y a lo baboso.

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, lo dijo claro en su conferencia de este jueves: durante años se dejó crecer la mancha urbana con una planeación muy deficiente por décadas. Según sus datos, creció rápidamente de 300 a 500 mil habitantes en los últimos años.

El mandatario estatal dijo que son alrededor de 150 mil habitantes en la zona norte de Xalapa que en las hora-pico bloquean la vialidad en varios puntos y no se distribuyen en la avenida Lázaro Cárdenas como sí ocurre (a medias) en la zona sur de la ciudad con el puente de Las Ánimas, el que incorpora a Murillo Vidal y el acceso a Jardines de Xalapa. La zona norte, según Cuitláhuac, se quedó atrasada.

Ayer le preguntaba a un periodista xalapeño su punto de vista y me recordaba algo que parece olvidar mucha gente: “Las colonias que crecieron anárquicamente hacia el rumbo de la Revolución y zonas aledañas fueron alimentadas por los mismos colonos de diferentes partidos políticos solicitantes de terrenos (de todos los colores); con el tiempo, esto se acrecentó como botín político electorero. Cuando el Gober en turno les daba terrenos a todos los grupos políticos solicitantes de vivienda, también era un tiradero de árboles ya que todo esos lares eran montes; que no se hagan p-nd-jos”.

Tampoco se puede dejar de lado que este crecimiento de población sin planeación, a lo primero que ha afectado es al clima de la ciudad: de ser una capital famosa por su chipi-chipi, zonas arboladas y neblina por las tardes, ahora es una mancha urbana gigantesca con problemas de agua, tráfico, un calor insoportable y hasta mosquitos (que no había).

El controvertido tema del puente para vehículos en la zona conocida como La Corona, cerca de la Plaza Urban, causó mucha indignación entre vecinos por la forma tan indiscriminada en que fueron talados para dar paso a la obra. A lo anterior, políticos locales como el ex alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez, han estado promoviendo protestas para encender más la molestia… aunque también le dio por tirar arbolitos como si nada cuando fue alcalde y se justificó diciendo que ya estaban viejitos.

(Esto de Hipólito no habría qué perderlo de vista: señalado de tener cuentas pendientes en la pasada administración municipal, fuentes cercanas al ex alcalde comentan que el tema ambientalista lo ha tomado de una manera para golpear al actual alcalde Ricardo Ahued y presionar también al gobernador para que le den una candidatura. A esto súmese que el interés que podría tener el grupo al que pertenece Hipólito: el del superdelegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara, para recuperar el control del ayuntamiento y los negocios que ahí se generan, especialmente si no logran tener candidaturas para 2024).

Entre que hay intereses políticos y un verdadero enojo de quienes respetan la vida de los árboles (algunos ya tenían 40 años de existencia) uno se pregunta si en verdad no había manera de evitar la tala.

De entrada, no logra convencer el argumento de que no se puede crear otro trazo alrededor de la ciudad, otro libramiento como lo que originalmente era llamado Circunvalación, hoy Lázaro Cárdenas. Que hubiese una vialidad alterna que permitiera el ingreso de miles a la zona de las colonias que se expandieron justo a los lados de la avenida.

“O-quei”, suponiendo que era imposible lo anterior, ¿por qué no mejor mejorar el servicio de transporte público y así evitar que miles de autos diariamente circulen por esa avenida?

El problema es que esto último suena a utopía: enfrentarse y poner en orden a las mafias transportistas no ha sido precisamente el sello de la Cuarta Transformeishion; por el contrario, han avalado que las unidades viejas sigan saturando el tráfico. A los miles de taxis obsoletos ni les dicen nada y menos que se les ocurra en el Gobierno aprobar la entrada del Uber porque hacen berrinche los señoritos del Tsuru.

Otra utopía sería pensar en ideas como la de tener un tren ecológico elevado o subterráneo; un pasaje que ayudara a movilizar a los miles que circulan por Xalapa para irle quitando ese monopolio al deficiente transporte público e ir educando a la gente de usar un medio que no contamine.

Pero, como se decía, es un mero sueño guajiro que por los costos, que por lo complicado, etc.

De hecho, uno de los que protestan en Lázaro Cárdenas hizo una crítica que en su momento también dijo Cuauhtémoc Cárdenas a Andrés Manuel López Obrador cuando era jefe de Gobierno del Distrito Federal: que los «segundos pisos» eran más una obra para facilitar que haya más tráfico de vehículos, tal como sería el caso del nuevo puente.

Pero “okey”: concediendo que no se puede ni crear un nuevo trazo o crear una alternativa de transporte público, uno se enfoca en la obra en sí. En el bendito internet hay miles de ejemplos donde se respetó el medio ambiente: edificios que modificaron su arquitectura para no tocar árboles o hasta túneles subterráneos en plena mar. Hay también puentes que, por ejemplo, se parten a la mitad y dejan árboles en medio, sin afectarlos.

«Ol rait»… Uno no es ingeniero ni arquitecto. Los «genios» de la construcción de la obra seguramente encontrarán miles de justificaciones técnicas para decir que se tenían qué derribar esos árboles porque… pues… no había otra y ya… Sorry not sorry y la «queso».

Entonces pensemos en si no había una manera de trasladar los árboles antes de caerles como pinches salvajes a destazarlos… ¿En verdad no se podía sacarlos con todo y raíz? O sea, ¿realmente no había forma para cambiarlos de lugar? ¿Respetarlos antes que cortarlos?

Y es que si bien podemos decir que solo fueron pocos a diferencia de los que se han plantado por parte del Gobierno de Veracruz, las imágenes son muy crudas como para ignorar a los troncos caídos.

O sea, es cierto que el Gobierno ha realizado jornadas de reforestación inéditas que no se hicieron al menos en los dos gobiernos anteriores; el problema, creo, es la forma en que se hizo la tala y la percepción de que pudo haberse respetado la vida de los arbolitos… ¿Cuál era la prisa por tirarlos? ¿La inauguración antes de que acabe el sexenio? ¿La urgente necesidad de dar paso a vehículos?

Se entiende que el gobernador, como xalapeño, esté metido mucho en el tema de la vialidad en la capital veracruzana; que además esto forma parte de un Plan B para agilizar el tráfico al no poderse concretar el proyecto del tren ligero para la ciudad. El mandatario estatal ha defendido su postura y sabe que le asiste la razón cuando se compara lo que se ha sembrado en las jornadas antes mencionadas;

También debe decirse que la protesta se acrecentó porque los grupos anti4T se sumaron a hacerle ruido como si fuese el peor ecocidio en la historia de Xalapa.

Siendo honestos, es muy probable que no crezca más la protesta por el mentado puente y la obra finalmente se realice, más si en Palacio de Gobierno tienen las referencias de que algunos de los «indignados» están movidos por actores políticos como el ex alcalde xalapeño y el grupo que se encuentra detrás de él apoyando a los manifestantes.

Bien lo decíamos en la columna pasada: la 4T no necesita enemigos afuera porque los tiene adentro, bien metidos hasta la raíz.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Que este viernes sembrarían el famoso Palo Volador para los voladores de Papantla en el parque que se piensa hacer en la entrada de Coatepec, justo en el terreno que queda en medio de la carretera a Xalapa y la desviación que conduce al libramiento del pueblo cafetalero. Ahí se pretende también hacer como una pequeña plaza para que lleguen vendedores de artesanías y cosas típicas de la región… Por cierto, un grupo de reporteros le comentó al secretario Eric Cisneros –promotor de la idea– que también debería hacerse un monumento sobre algo que represente a Coatepec (o sea, no se sabe que haya voladores coatepecanos), algo así como la figura del colotero en Naranjos, a lo que el segundo al mando en Palacio de Gobierno contestó: «Podría ser»… A ver si le da el tiempo.

OTRA NOTA: Que los 5 ex policías recientemente sentenciados a 60 años de prisión por la desaparición de tres personas en Lerdo de Tejada, habrían sido parte del cuerpo de Ayudantía del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares; pero que al salir del poder éste, fueron liquidados y se metieron a la «maña» para operar como célula delictiva, dándose de alta como policías municipales de Lerdo.

OTRA NOTA EXTRA: Que anoche se dio a conocer la muerte del reconocido abogado Gilberto Farías Morales, presidente del Colegio Nacional de Abogados Penalistas. Su fallecimiento causó mucha tristeza en el mundo de los litigantes. Descanse en paz.

LA ÚLTIMA PORQUE YA ESTÁ LA SERIE DEL STEPHEN CURRY: Que este sábado a las 11 de la mañana, en el salón de actos del Colegio Preparatorio de Xalapa, el escritor xalapeño Arturo Diez Gutiérrez presentará su segundo libro «Lucine en Espirales», en el que está el cuento con el que ganó el concurso de cuento corto de su alma mater la UNAM. Arturo es hermano de mi querida amiga Elsbeth, también destacada columnista y académica; de las mujeres más inteligentes que he conocido en mi vida.