Claroscuros… José Luis Ortega Vidal

* Estado de México 2023: elección, historia y soledad; nadie quiere cenar con la democracia…

Acayucan, Ver., 02 de junio de 2023.- (1) La tarde/noche del próximo domingo sabremos por cuántos votos ganó la gubernatura del estado de México la profesora Delfina Gómez Álvarez.
Ningún ejercicio demoscópico ventilado públicamente por empresas prestigiosas del ramo otorgó posibilidades de triunfo a su rival, Alejandra del Moral Vela.
Las encuestas no votan, desde luego, pero matemáticamente proyectan escenarios.
Una encuesta puede prever un potencial empate o una ventaja cerrada de uno de los candidatos; en tales casos nadie se atreve a exponer posibles resultados, dado el margen estadístico de error.
Añadamos un factor clave en los comicios del estado de México: quienes hayamos dado por muerta la cultura mapachera del PRI con el arribo de la democracia, nos equivocamos.
MORENA arribó al poder con la consigna de eliminar las prácticas fraudulentas del viejo régimen sólo para cambiar de presentación: el color guinda releva al verde, blanco y colorado.
Desde Veracruz, por ejemplo, el secretario de Gobierno -Erick Patrocinio Cisneros Burgos- acudió al Edomex para reforzar la campaña de Delfina Gómez…
A la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum se le señala como patrocinadora de la causa morenista en la zona conurbada de la Ciudad de México y municipios mexiquenses.
¿Pruebas?
Legalmente se podrían ventilar de parte del PRI y sus aliados, PAN y PRD, en el caso de un resultado desfavorable pero digno de disputarse en tribunales; es decir, una contienda cerrada.
He ahí una de las claves de la contienda de este domingo.
El PRI, entre los mexiquenses, nació, creció, se desarrolló y está a punto de morir como uno de los más poderosos dinosaurios de que se tenga registro en la vida electoral nacional.
El grupo Atlacomulco -y otros- convirtieron durante décadas a los 125 municipios del estado de México en un laboratorio de saqueo electoral, fábrica de pobreza, enriquecimiento ilegal, corrupto, nefasto, de una clase política privilegiada.
La familia Hank es dueña de Banorte, uno de los más poderosos bancos de México y el único de más alto nivel con capital mexicano.
El profesor Carlos Hank González no pudo ser presidente de la República por su ascendencia alemana, pero fue un hombre poderoso a “nivel semidios” durante varios sexenios.
Autor de la cínica frase: “un político pobre es un pobre político, Hank González pasó humilde profesor, de mexicano pobre, a poseedor de Banorte, heredado a su familia.
El origen de esa fortuna se ubica en el saqueo al estado de México vía la administración pública.
De modo que la derrota inminente del PRI en la entidad donde nunca ha perdido, de suyo constituiría un hecho histórico.
Tal encuentro con la historia -digámoslo con claridad- no justifica el empleo de mapacherías contra mapaches, así se argumente que no hubo de otra; que se trataba de sacar al PRI a como diera lugar; que era hoy o nunca…
El PRI enterró la democracia y de ganar MORENA bajo condiciones donde se mezclen la legalidad con la ilegalidad el dinosaurio habrá muerto sin respeto a su debido proceso y bajo la violación a sus derechos electorales…

(2)

Un punto esencial, he planteado, resultará de la diferencia entre el ganador y el perdedor.
Si damos por hecho el triunfo de MORENA en el estado cuya capital es la pujante Toluca, la duda es por cuántos puntos de diferencia ocurrirá el desenlace…
Menos de cinco puntos porcentuales acercan la elección a los tribunales y en ese caso aparecerían pruebas del fraude…
Ahora bien, más de cinco puntos porcentuales de diferencia alejan el proceso electoral de los tribunales…
Una diferencia cercana a los diez puntos porcentuales resultaría suficiente para pintar de legitimidad el triunfo morenista, objetivo que moverá la maquinaria guinda desde todo el país -como antaño ocurrió con el PRI-.
Los morenistas tienen todo en las manos, no sólo para ganar sino para aplastar a sus rivales; según sondeos.

(3)

Ya veremos los detalles dentro de dos días.
Vayamos ahora a las consecuencias respecto a la lucha por la sucesión presidencial el año próximo.
Hay un escenario simple, dentro de su complejidad: si Delfina Gómez gana por una diferencia aplastante la principal beneficiada será Claudia Sheinbaum.
Ambas mujeres: Delfina y Claudia, son creación de Andrés Manuel López Obrador y las dos -al fin mujeres- son absolutamente fieles a su padrino político, además de simpatizar mutuamente.
Delfina Gómez y el poderoso aparato político electoral del Edomex, no se pondrían al servicio de nadie que no sea señalado por AMLO.
Y AMLO, hasta hoy señala un día sí y otro también a Claudia como su corcholata favorita y a su paisano Adán Augusto López como su “Plan B”.
Nadie más lejano de Delfina Gómez que Marcelo Ebrard; nadie más cercano a Delfina Gómez que Claudia Sheinbaum, su vecina, amiga y compañera en el círculo político íntimo de López Obrador.

(4)

La orden presidencial no consiste en ganar en el estado de México…
La orden para el aparato guinda en el país es aplastar al dinosaurio tricolor en la entidad con más habitantes y votantes de México.

(5)

“Al carajo con la democracia…”
“No me vayan a salir con que la ley electoral se respeta…”
Retumba por todos los municipios y estados gobernados por MORENA, esta línea del poderoso creador de una maquinaria sólo comparable con el moribundo dinosaurio…

(6)

Contra ese Goliat luchará dentro de dos días un PRI debilitado, agotado, grotesco por la engorda inefable de personajes indescriptibles, insaciables a la hora de robar, saquear, engullir vidas de mexicanos pobres, condenados a la esclavitud de los Peña Nieto, los Hank, los Montiel, los Favela, los Ávila, los Del Mazo
¿Cómo puede sobrevivir ese monstruo del jurásico?

(7)

¿Y el PAN? Pobre Partido Acción Nacional, tan cerca de la Iglesia y tan lejos de la honestidad…
¿PRD? ¿Qué es eso?

(8)
MORENA tiene todo para hacer historia, aplastar, demostrar la corrupción en su ADN y apoyar con determinación el dibujo de la corcholata que por allá de septiembre estaría puesta en la escena de cara al 2024…
¿Qué hará cada uno, cada quien, cada cual, después de la jornada electoral del domingo 4 de junio en la tierra del chorizo y los diablos rojos…?

(9)

Ya lo veremos, pero nadie parece estar dispuesto a cenar con la democracia…