Claroscuros… José Luis Ortega Vidal

* El tema no es el duelo dicharachero entre AMLO y Xóchitl, ni las corcholatas tristes; tampoco es Nahle, ni el gobernador débil, ni el secretario “rebelde” …

Acayucan, Ver., 18 de julio de 2023.- (1) Como he planteado en algún CLAROSCUROS, el tema no es Andrés Manuel López Obrador…

(2)

En el espectro ideológico Claudia Sheinbaum está colocada del lado izquierdo, donde han transcurrido su vida y trayectoria política.
Xóchitl Gálvez -antítesis de Claudia- es de origen indígena, nació en la pobreza extrema, es una mujer exitosa por méritos propios e ideológicamente habita en el lado derecho.
Detrás de Claudia están el presidente, el aparato gubernamental y el proyecto denominado 4T con sus logros y sus yerros…
Detrás de Xóchitl está un poderoso sector empresarial donde aparecen miembros de la élite capitalista de México, herederos de la oligarquía postrevolucionaria.
Marcelo Ebrard es un político de centro con elementos de simpatía hacia la izquierda y suficientemente cargado hacia la neutralidad del poder, al grado de relacionarse con los megamillonarios mexicanos, así como la clase política de Estados Unidos.
A diferencia de Claudia y Xóchitl, Marcelo es político-político; no es científico ni empresario, ni académico, ni nada fuera del ámbito del poder.
Ebrard es hechura de Manuel Camacho Solís (+), quien fuera brazo derecho de Carlos Salinas de Gortari.
El salinismo fue la corriente política e ideológica creadora del neoliberalismo a la mexicana.
Desde aquellos ayeres viene Ebrard.

(3)
Es probable que los comicios del 2024 presenten al electorado una tercia de candidatos compuesta por Claudia, Xóchitl y Marcelo.
Quizá no.
El Movimiento Ciudadano anunció el cinco de diciembre como la fecha para dar a conocer a su candidato (a) presidencial.
No hay mucha tela de donde cortar: el MC puede aliarse con el Frente Amplio por México (FAM) o ir por su cuenta -como insiste Dante Delgado Rannauro-.
De optar por la candidatura sin alianza, el MC no cuenta con opciones serias para competir, salvo el de Marcelo Ebrard.
(4)
Ayer, Consulta Mitofsky dio a conocer su última encuesta sobre porcentaje de preferencias a cuatro semanas de haber iniciado la competencia corcholatera.
Este es el resultado:
Claudia Sheinbaum: 31.3
Marcelo Ebrard: 23.9
Adán Augusto López: 18.4
Gerardo Noroña: 8.9
Ricardo Monreal: 4.9
Manuel Velasco: 2.7.
Ante este panorama, a seis semanas de concluir la pre-precampaña presidencial morenista, se antoja difícil un cambio en las posiciones; salvo la aparición de algún acontecimiento relevante y sorpresivo a favor o contra de algún puntero.

(5)

¿Qué haría Marcelo Ebrard de confirmarse su derrota en la competencia de MORENA, allá por el siete de septiembre venidero?
A diferencia de Claudia y de Adán Augusto, el excanciller tiene trayectoria propia, simpatías, una estructura mínima -nada comparable con la fuerza de MORENA- y un partido a su disposición: el MC.
Aunado a tal circunstancia, Ebrard está frente a su última oportunidad para ser candidato y probable presidente de México.
En el 2012 concedió la candidatura del PRD a López Obrador, pero doce años después no hay visos de que le devuelvan el favor.
Marcelo Ebrard tiene el deseo y casi todo lo demás para competir fuera de MORENA; sólo le faltan dos elementos fundamentales: ambición y valor.
Sin uno de estos factores, veremos al señor Ebrard reconociendo el triunfo de Claudia o de Adán Augusto por órdenes de AMLO, tras la oferta de un cargo de alto nivel durante el siguiente sexenio; si ganan…
Ya sabremos de qué está hecho Marcelo, pero de no ser Ebrard el tercero en discordia no existe en el panorama inmediato otra figura opositora relevante, además de Xóchitl Gálvez.
Cabe la pregunta:
¿Si finalmente es Claudia la candidata de MORENA y Marcelo se disciplina, Xóchitl Gálvez podría representar, sola, el papel de David frente al Goliat AMLO?
¿Esa es la estrategia de López Obrador: elevar a Gálvez para aplastarla posteriormente, con Marcelo Ebrard controlado en MORENA; con el MC fuera del Frente Amplio por México y acaso participando con alguna candidatura débil?

(6)

La apuesta de López Obrador es por todo, presidencia y mayoría absoluta en el Congreso, entregar el poder con las condiciones necesarias para reformas constitucionales de calado profundo: electoral, militar, fiscal, de modelo macroeconómico estatista o mixto.
La oposición está contra estas reformas encaminadas a un cambio de régimen y de sistema político en México.
Lograron frenarlas al evitar la mayoría absoluta del Congreso en los comicios intermedios del 2021.
¿Lo evitarán en el 2024?
Xóchitl es la herramienta opositora de moda, pero no sabemos si aguantará diez meses y medio en la pelea.
Gálvez requiere muchos tanques de oxígeno financiero y expedientes limpios como el currículum de la madre Teresa de Calcuta para llegar firme a los comicios del primer domingo de junio del próximo año.
(7)
De obtener triunfar la corcholata elegida por AMLO y contar al mismo tiempo con mayoría absoluta en las cámaras de diputados y senadores, las reformas constitucionales encaminadas a reformas estructurales en lo económico, lo político, lo judicial, lo financiero, la seguridad, la política exterior, tendrían posibilidad de ser instaladas.
Por el contrario, aún ganando la presidencia, pero sin mayoría absoluta en el Congreso las reformas constitucionales y estructurales serían evitadas, aún obteniendo MORENA una mayoría simple.
Esto es lo que está en juego: la definición futura del rostro en el Estado mexicano, consecuencia de una democracia aún vigente, aunque golpeada.
(8)
Soy creyente de la democracia y si algo nos ha demostrado la 4T son las consecuencias graves arrastradas por un poder ejecutivo sin contrapesos.
En lo macroeconómico el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entrega buenas cuentas:

– Un peso fuerte
– Inversión extranjera a buen nivel
– Banco de México eficaz y respetado en su autonomía
– Manejo adecuado de la deuda externa
– Inflación a la baja
– Pandemia superada en lo macroeconómico, aunque en el rubro de salud ha sido una tragedia con cientos de miles de muertes
– Un país atractivo para más inversiones en el escenario internacional y geopolítico.

En materia de seguridad el gobierno de AMLO ha fracasado. El número de muertes consecuencia de la guerra contra el crimen organizado y destacadamente contra el narcotráfico cerrará como el más elevado de los últimos 18 años, desde el terrible sexenio de Felipe Calderón hasta el corrupto gobierno de Enrique Peña Nieto.

En atención social:

– Los programas asistenciales de Bienestar representan un acto de justicia para adultos mayores, amas de casa, campesinos, indígenas y jóvenes estudiantes.
– No es una política nueva, pero Bienestar trajo un respiro a las añejas estructuras ineficientes y corruptas de solidaridad y otros membretes.

En contraste la estructura de salud es un desastre:

– Bajo la promesa de mejorar el servicio médico popular en un país con 127 millones de habitantes, donde más de la mitad vive en la pobreza y casi la décima parte habita en la miseria, el escenario ha empeorado.
– No hay presupuesto ni estructura material suficientes, no hay recursos humanos que alcancen ni acceso a medicamentos básicos para sobrevivir, proporcionados por el Estado
– El humor presidencial importado desde Dinamarca resulta refractario ante el drama de los clientes del doctor Simi, donde se atienden los cuadros básicos…
– Mucha gente muere de enfermedades graves al no contar con dinero suficiente para pagar hospitales privados, algunos ciertamente codiciosos e inhumanos.

Las mega obras se podrían dividir entre el éxito y el fracaso:

– AIFA, cortina insuficiente para cubrir el craso error de haber frenado el aeropuerto de Texcoco o Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM)
– Dos Bocas funcionará y producirá combustibles, algún día -más allá de las fechas fallidas y risibles- pero nada garantiza la autonomía energética ni la recuperación de los multimillonarios sobrecostos…
– El Tren Maya será un gran atractivo turístico y apoya desde ya la economía de algunas zonas pobres en el sureste; pero su costo ecológico, arqueológico habrá de conformar un reproche histórico sin respuesta; nada garantiza, tampoco, su aportación al rescate económico de las entidades involucradas.
– El Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec constituye la idea más brillante de la 4T.
– Su avance, empero, luce limitado al tema de infraestructura de comunicación: apenas con ventajas en el tren y los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos; sin carreteras, sin aeropuertos, sin conectividad logística, de comunicación, de suministros al más alto nivel como se requiere; y por tanto sin inversiones que garanticen cientos de miles de empleos desde el corto al mediano y largo plazo…
El corredor interoceánico será inaugurado como Dos Bocas: sin funcionar.

(9)

La democracia no es un lujo ni representa una utopía.
La democracia constituye la herramienta social más eficaz -construida hasta hoy- para perder lo menos posible, elementos de nuestra condición de animales biológicos con derechos humanos.
Gracias a la democracia se puede denunciar socialmente desde la libertad de expresión…
Gracias a la democracia se puede combatir -así sea con absoluta lentitud- la corrupción oficial, privada y social.
Gracias a la democracia es posible luchar por la justicia social, el desarrollo económico, la exigencia de repartición de la riqueza construida por todos y disfrutada atrozmente por unos cuantos.
Van tres ejemplos:
Gracias a la democracia arribó la izquierda al poder desde el 2018.
Gracias a la democracia estamos en la lucha desde la 4T por realizar un cambio de modelo macroeconómico: de neoliberal a estatista, nacionalista o un modelo mixto.
¿Qué es lo mejor para México?
Esta pregunta se debate en medios de comunicación, academias, foros públicos, instituciones, gracias a la democracia…

(10)
En el argumento (1) de este texto expuse:
“Como he planteado en algún CLAROSCUROS, el tema no es Andrés Manuel López Obrador: el tema es México.
Añado: el tema no es Rocío Nahle, es Veracruz.”

(11)

Comparto otro ángulo del mismo tema:

El tema no son las tristes corcholatas: es la democracia…
El tema no es la competencia entre AMLO y Xóchitl para ver quién suelta más frases populacheras: es el futuro del país…
El tema no es Nahle, su fotografía en Coatzacoalcos, el gobernador débil y el patético secretario “desobediente”: es Veracruz…

(12)

¿Hacia dónde vamos?
¿Hacia dónde queremos ir?
¿Cómo pensamos que podemos lograrlo?

(13)

Bueno, sea cual sea la elección de cada mexicano, de cada veracruzano: todos los caminos conducen a la democracia, más allá de nuestra clase políticas y sus ditirambos, enmarcados en la lucha por un poder que -piensa- les pertenece a ellos, a su insaciable y nefasta egolatría.