Café de Mañana… José Luis Enríquez Ambell

* SIN ATLAS DE RIESGOS, 80% DE AYUNTAMIENTOS Y LLEGARON LAS LLUVIAS

Xalapa, Ver., 22 de agosto de 2023.- En mayo de 1986 -previo a la Copa del Mundo de Fútbol en México- y ocho meses después de los sismos de septiembre de 1985, que impactaron gravemente a la Ciudad de México, se creó el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), con la finalidad de establecer un sistema que permitiera a las autoridades y a la sociedad civil coordinarse de una manera eficiente entre la Federación, estados, municipios y sociedad.

Y al inicio de la administración del Presidente Carlos Salinas de Gortari, sexenio en el que se dieron importantes cambios económicos, entre ellos, la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la privatización masiva de empresas estatales, incluida la banca, así como la implementación del Programa Nacional de Solidaridad, pero el más relevante ha sido el fortalecimiento de la Protección Civil desde la Secretaría de Gobernación, engranaje por el que cada país proporciona la protección y la asistencia para todos ante cualquier tipo de accidente o catástrofe.

En 2014 el Presidente Peña Nieto, decretó el 19 de septiembre Día de la Protección Civil en México, aunque aún falta mucho por hacerse de manera integral.

Aquí, la Secretaría de Protección Civil presentó – hace unas semanas – la nueva plataforma de consulta del Atlas de Riesgos del Estado de Veracruz (AREV) que es una herramienta pública y gratuita que permite fortalecer las capacidades de prevención, preparación y respuesta ante los riesgos que pueden afectar a la población e infraestructura en el estado, así lo expuso en su momento en la Sala de Banderas del Palacio de Gobierno la titular del sector Guadalupe Osorno Maldonado, y de quien -considero- es de las más eficientes colaboradoras, en calidad y calidez, del Gobernador García Jiménez.

La también diputada en la LXIV Legislatura Local, refirió ante el Ejecutivo Estatal que se espera con esta herramienta se facilite la elaboración de los atlas municipales dado que actualmente sólo 40 municipios – de los 212 existentes – los tienen actualizados; o sea, el 20% de Ayuntamientos estarían en situación regular en ese apartado.

Lo anterior, no sólo habla de la poco responsable actitud del 80% de cuerpos edilicios, sino de la necesaria revisión de todos los alcaldes, síndicos, regidores y diputados locales, y, sobre todo, los jefes de Protección Civil municipales ante ese incumplimiento de un deber legal, que además no habla nada bien de sus Contralorías Internas como áreas de control y evaluación, pues más que sancionar hay que ayudarles en ser y hacer un mejor Gobierno a los Municipios frente a toda su población, dado que la Protección Civil no tiene distingo alguno y es la herramienta básica contra la vulnerabilidad.

La actual plataforma de la SPC, que se denomina AREV (Atlas de Riesgos para el Estado de Veracruz), tiene y contiene información de toda la entidad desde las localidades, la población, fenómenos geológicos y zonas de inundación y ligado al Centro Nacional de Prevención de Desastres, «pero no basta si las municipalidades están fuera de la norma exigida», y las lluvias ya están presentes en todo Veracruz.

Y todo ello es información estatal, y por eso se hace necesario que cada municipio cuente con su Atlas de Riesgo, donde el nivel de detalle esté focalizado de todos ellos y al grado de obtener datos calle por calle, localidad por localidad, ranchería por ranchería, pues todo ese universo está concatenado al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Eso permite la búsqueda de lugares, la medición de distancias y áreas, la georreferenciación de puntos, líneas y polígonos, la descarga de información tabulada de capas específicas, la importación de archivos kml de Google Earth, además de la localización de puntos específicos por nombre, direcciones o coordenadas.

En Veracruz la historia nos refiere que entre los meses de abril y noviembre -información que confirma la Comisión Nacional del Agua- entre el calor, las lluvias y precipitaciones, ciclones, huracanes y frentes fríos destacan en el origen de los daños que por supuesto alteran cualquier presupuesto y programación financiera en las instituciones de gobierno en todos sus niveles.

DE SOBREMESA

Veracruz es de los estados que más afectado resulta por las lluvias, los ciclones tropicales en sus categorías de depresión tropical, tormenta tropical y huracán (ciclones intensos) y frentes fríos, de ahí la necesidad de prepararse en todos los sentidos, pero también los ayuntamientos.

UN CAFÉ LECHERO LIGHT DIVORCIADO

Contar con el Atlas de Riesgo -en regla- por los ayuntamientos, se enlaza con otras importantes áreas como; Desarrollo Urbano, Tesorería, Obras Públicas, Desarrollo Económico -al menos-, en términos de la autorización procedente o no, en todo tipo de construcciones, remodelaciones, adaptaciones, obras de infraestructura social y lo que tenga que ver con asentamientos humanos que además de brindar ingresos favorece a la cultura de la prevención.

UN CAFÉ PARA LLEVAR

Ahora bien, las capacidades humanas y técnicas en cada Ayuntamiento nace de la voluntad y alta conciencia de la comuna para dotarles de la estructura e infraestructura básicas al menos a sus áreas de Protección Civil, de lo contrario, la población en su conjunto y, sobre todo, las más vulnerables estarán en mayor riesgo.

UN CAFÉ CON CANELA Y PANELA

En síntesis, estando más caliente el clima se presenta el fenómeno de El Niño, y cuando está más frío de lo normal, La Niña, pero en las dos situaciones revisten la necesidad de alterar los presupuestos públicos, lo que ahora lleva a que se consideren «a tiempo» para enfrentar «tiempos difíciles», estimando recursos al respecto, pues las lluvias con desbordamientos ya están aquí.

¡ ES CUANTO !

enriquezambell@gmail.com