Café de Mañana… José Luis Enríquez Ambell

* BICICLETAS Y AUTOS Chinos RUEDAN E INVADEN MÉXICO

Xalapa, Ver., 21 de agosto de 2023.- La invasión china en el transporte de personas ha llegado a México y se empieza a extender en todos los rubros posibles. La apertura total a la importación de productos chinos, libres de cuotas compensatorias, en un principio registró un intenso temor en el sector industrial y comercial ante lo que fue visualizado como una auténtica invasión china de productos que desplazan a los de mexicanos y destruye al empleo en México.

Los industriales mexicanos han tenido en total alrededor de 12 años -desde 2011 a la fecha- para prepararse y aumentar la competitividad y modernización de sus procesos, y enfrentar a la temida competencia china al abrir las puertas libremente a la importación de mercancías como ropa, textiles, vestido, zapatos, juguetes, acero, «autos» y «bicicletas», entre otros.

Y a pesar de los comentarios de los industriales, en el sentido que China no ha cumplido con los compromisos de eliminar prácticas desleales de comercio, y en donde el control de precios o el dumping -discriminación internacional de los precios- favorecen a sus productos frente a los altos costos que enfrentan todas las empresas mexicanas, no hay quien los detenga.

La industria de la bicicleta se ha visto afectada por el precio de los insumos, principalmente el acero, el aluminio, plásticos y hules, algunos de ellos procedentes de China y de otros países. Y también se ha enfrentado al desabasto, cierre de puertos durante el Covid, incremento de costos de los fletes, afectando directamente al producto nacional, lo que ni Tatiana Clouthier ni Raquel Buenrostro desde la Secretaría de Economía, han atajado y ni atendido en favor de comerciantes nuestros.

Tan sólo hay datos que en 2022 las compras de bicicletas procedentes del exterior -tanto de rodada pequeña como grande- sumaron US $125 millones, de las cuales US $121 millones fueron adquisiciones a China; o sea, el 97 % y además se mantiene el arancel de 13 dólares a bicicletas chinas que se importen a México, e impuesto a la importación por la existencia de dumping, es decir, por la venta de bicicletas por debajo del precio real, que estará vigente por cinco años a partir de 2020 y finalizará hasta 2025, «y alguna muy buena razón debe existir para ello y hay quienes dicen que en favor de alguienes», diría don Mario Moreno Reyes (Cantinflas).

Y si hablamos en materia de autos, ya hasta empresas como Liverpool venden autos chinos en sus pisos y tiendas.

La automotriz china, que tiene como accionista a WarrenBuffett, es la marca de autos más vendida en China y ha aumentado rápidamente las ventas de vehículos limpios en Asia, Europa y Latinoamérica, incluyendo México.

Además de las bicicletas, los coches hechos en China están tomando el mercado mexicano, incluso con marcas nacidas en otros países, tal es el caso de GM. Se dice que a partir de una reunión durante una noche de 1907, en Detroit, William Crapo Durant creó General Motors para unificar varias marcas estadounidenses bajo un sólo paraguas. Ese mismo año estuvo a punto de comprar Ford, pero le faltó dinero. La marca del óvalo azul – como le dicen en los EEUU – pudo compartir agencias con Chevrolet. Ya por ahora Elon Reeve Musk, conocido como Elon Musk – el empresario, inversor y magnate sudafricano que también posee las nacionalidades canadiense y estadounidense – ya aseguró planta de Tesla en Monterrey, quien está a la espera de las baterías.

En México, hoy bajo esta marca se venden la Captiva o el Aveo que están hechos muy lejos de Estados Unidos, en donde viven sus principales dueños, entre los que se encuentran los fondos de inversión de Warren Buffet y Larry Fink. Y en ese sentido los autos eléctricos hechos en China están tomando el mercado mexicano a pasos agigantados.

Ahora China es fuente de suministro de esos vehículos “americanos”. Es el caso de la marca inglesa MG, nacida en Oxford, a hora y media de Londres, bajo el nombre de Morris Garages. Es más o menos la distancia entre la Ciudad de México y Puebla. Actualmente, esta marca británica es presidida por Chen Hong y es propiedad de SAIC, una compañía bajo el poder de Shanghai Auto Industry Corporation (SAIC).

A decir del volumen de ventas, estas compañías — GM y MG —, vuelven locos a los mexicanos. La primera coloca diariamente 332 automóviles hechos en China, en promedio; MG, 142 y sin acudir a encuestas o mediciones especiales, basta con ver en calles, semáforos, avenidas, bulevares o en los centros comerciales en sus áreas de estacionamiento como se nota esa invasión automotriz.

Y en parques, áreas de recreación y rodadas – tan de moda – las bicicletas chinas abundan.

DE SOBREMESA

A los empresarios automotrices americanos e industriales locales de la bicicleta ven como en México les está yendo de la «chinada» ante la invasión comercial de los «chineses».

UN CAFÉ CON DOBLE CARGA

En círculos hacendarios y de la economía ya se comenta que entre 22 y 25 estados del país, han empezado a explorar el recurrir a la contratación de deuda para salvar el 2023 y brincar al inicio del último año de este sexenio federal, ante la poco favorable recaudación federal participable y que ha vulnerado al gasto, pues no se está cumpliendo con lo proyectado.

UN LECHERO LIGHT DIVORCIADO

Esta afectación es una cascada que además ya les está impactando a los ayuntamientos – en Veracruz no es la excepción – en el resto del año, lo que llevará en la frontera del 2023 al 2024 a la ejecución de recortes en el gasto público y buscar incrementar la recaudación local para enfrentar los no ingresos.

En síntesis, hay estados de la República que sus ingresos por concepto de recaudación federal participable es de alrededor del 50 % y al no obtenerlo, y una salida rápida (fast track) sería el contratar deuda.

UN CAFÉ CON CANELA Y PANELA

Lunes de lluvia en Xalapa que ocasionó una ves más dificultades en la capital veracruzana.

El problema eterno del Río Carneros: no lo desazolvan periódicamente, y al ser un arroyo urbano cualquier tormenta hace que se salga del cauce y provoque daños a las viviendas.

Además, los causes de arroyos y ríos son de ámbito federal, NO pueden los municipios ni los estados hacer trabajo alguno si no es autorizado por la CNA (Comisión Nacional del Agua).

Nunca es tarde para acercarse y sentarse los tres niveles de gobierno para atender este tema. Y es que además, del Río Carneros también está el Río Sedeño aquí en Xalapa, y está en el mismo tenor pues, el problema grave son todos los asentamientos irregulares a los márgenes y este asunto empieza desde Desarrollo Urbano, pero la bolita no se tira, se cacha y atiende.

Y es que esos cauces de zona federal han sido invadidos con construcciones asentadas de por si en zonas vulnerables y sin permisos.

«Las obras hidráulicas se hacen en tiempos de secas.»

¡ ES CUANTO !

enriquezambell@gmail.com