Café de Mañana… José Luis Enríquez Ámbell

* BLINDAJE ELECTORAL; EN DESORDEN

Xalapa, Ver., 27 de julio de 2023.- El acceso a la información pública, el combate a la corrupción, la transparencia de los procesos administrativos y legales en la instituciones, la conducta normada de los servidores públicos y la rendición de cuentas son algunos de los elementos democráticos que se han venido edificando en México en las recientes, al menos, cuatro décadas.

Todo ello ha costado a la población, pues se ha debido más al empujamiento social a que el sector gobierno en su conjunto lo haya buscado construir.

Desde la concepción y conceptualización la transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas en el sector público lleva a diversos ciclos o etapas como la planeación, programación, presupuestación, ejercicio, seguimiento, evaluación y hasta llegar a la rendición de cuentas, previo a la fiscalización.

Y ante el más que evidente adelantamiento de campaña en torno de todos, tengo la impresión que diversas instancias dejaron de implementar la tarea de blindaje electoral de manera sólida y es la hora que el INE – árbitro electoral – acaba de medio estructurar los lineamientos que sea en lo posible aplicable a los contendientes que están en busca de aparecer en la boleta de sufragios en el verano del 2024.

Y en ese sentido, más extraviados andan en la Secretaría de la Función Pública y Contralorías Generales en Estados del País y ya ni se diga en los organismos autónomos y los ayuntamientos, pues nadie – visiblemente – ha hecho algo por activar el blindaje electoral o sea, «el desorden normativo está en orden.»

El cumplimiento de la normatividad en materia electoral, creo debería llevar al árbitro (INE) de la contienda a empezar a desmantelar hasta el más mínimo indicio de alteración del proceso próximo, y en dónde las Contralorías federal y locales como muncipales, tienen mucha tarea que han dejado de hacer – por incapacidad o al recibir instrucciones – pero en ambos casos no ayudan en nada a seguir construyendo nuestra democracia.

Los tiempos electorales se adelantaron y URGE el blindaje electoral.

DE SOBREMESA

La estrategia institucional de Blindaje Electoral que corresponde impulsar, promover e instalar el Gobierno Federal para fortalecer la prevención, atención, seguimiento y sanción ante posibles responsabilidades administrativas y de los delitos electorales federales, cometidos por servidoras y servidores públicos federales, y concatenados con las Contralorías Generales de los Estados, poco o casi nada se sabe en el sentido de que se haya activado.

UN CAFÉ CON DOBLE CARGA

La política social,-más allá de su efectividad,- corre el riesgo de tener un uso clientelar en lo político-electoral, pues no solo ahora sino igual en otros momentos ha resultado un instrumento
como anillo al dedo de forma subsidiaria por el apoyo a las familias en lo rural y urbano, y con un mal uso en el combate a la pobreza, de ahí la muy necesaria limitación con un blindaje previo al arranque formal del proceso venidero.

UN CAFE LECHERO LIGHT DIVORCIADO

Los padrones de beneficiarios son susceptibles de utilizarse con fines político-electorales y por supuesto, fuera de lo social, y manipular las reglas de operación formales y técnicamente respaldadas en la norma que deben vigilar todos los órganos de control, pero que andan entre el extravío y autismo oficial, pues la red que opera los programas asistenciales andan como «burro sin mecate,» dicen en mi pueblo.

UN CAFÉ PARA LLEVAR

En términos de cobertura por el gobierno, el 70% de los hogares mexicanos reciben, al menos, un apoyo social; no obstante, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Empleo y Ocupación (ENOE) levantada por el INEGI, se puede apreciar que sólo 3 de cada 10 hogares en el país son beneficiarios de algún programa, y esa variable dónde andará ?

UN CAFÉ CON CANELA Y PANELA

Desde las Contralorías en su conjunto tienen la atribución de vigilar que los recursos humanos, materiales, financieros y todos los que emanan del sector gobierno deben ejercerse con total transparencia, incluyendo dinero presupuestado para las transferencias gubernamentales e incluye a los programas sociales, no solo a las obras y servicios, también a las acciones.

UN CAFÉ DE OLLA DE BARRO

Estamos en el quinto año del sexenio y el cual es al que más presupuesto se ha asignado en una anualidad para programas sociales que implicó de acuerdo al Paquete Económico 2023 se le aumentará cerca del 20 % en relación al ejercicio anterior.

UN CAFÉ NEGRO VERACRUZANO

Y me parece que las Contralorías en lo federal, estados, municipios y organismos autónomos – los órganos de control interno en su conjunto – «están como el chinito; nomás milando.»

¡ ES CUANTO !

enriquezambell@gmail.com