Arrolla a su novia, la mata y escapa

* Karen Nallely Hernández, de 24 años, murió el domingo tras ser arrollada en la Colonia Real de Minas, en Guadalupe. Crédito: Mario Álvarez

Mario Álvarez/elnorte.com

Monterrey, México (21 junio 2023).- Lo que aparentaba ser un accidente vial dio un giro en la investigación cuando se estableció la identidad de las personas involucradas.

La víctima era una joven identificada como Karen Nallely Hernández, de 24 años.

El conductor de la camioneta que la arrolló escapó, pero se pudo establecer que se trataba del novio de la mujer.

Las sospechas de las autoridades aumentaron cuando algunos testigos dijeron haber visto al hombre, identificado como Alfredo, con algunos rasguños en la cara y los brazos.

Además, familiares de Karen aseguraron que su muerte no fue un accidente, sino un feminicidio, y exigieron justicia y que se investigaran los hechos.

Acusaron directamente al novio de la joven y exigieron que el caso no quede impune.

También se dijo que la víctima recibía maltrato.

La muerte de Karen se registró alrededor de las 23:45 horas del domingo en la calle Altos Hornos, cerca del cruce con Duclos Salinas, en la Colonia Real de Minas.

Ese sector se ubicada entre las avenidas Constituyentes de Nuevo León, Ruiz Cortines y Juan Pablo II.

La víctima fue hallada bajo las llantas traseras de una camioneta Dodge Van blanca. Paramédicos que llegaron al lugar determinaron que la mujer ya había fallecido.

Cuando los elementos de Tránsito de Guadalupe se presentaron ya no encontraron al conductor del vehículo.

Posteriormente acudieron peritos de la Fiscalía General y se inició la investigación como un hecho vial.

Pero el caso dio un giro cuando se estableció que el conductor de la Van era Alfredo, la pareja de la víctima.

Luego de atropellarla, arrastró el cuerpo, que rodó bajo el vehículo hasta quedar atorado en las llantas traseras.

De acuerdo con algunos testigos, tras el atropellamiento, el conductor de la camioneta entró a la casa de la joven.

Instantes después salió del domicilio y escapó.

Le apreciaron rasguños en el rostro y manos, en lo que se estima como consecuencia de un posiblemente altercado previo al atropellamiento.

La autopsia reveló que Karen murió por contusión profunda de cráneo y vertebromedular cervical.