Al Pie de la Letra… Raymundo Jiménez García

* NAHLE TOPÓ CON ROCCA

Xalapa, Ver., 25 de julio de 2023.- Publicó ayer Darío Celis, en su columna de El Heraldo de México, que la semana pasada aproximadamente mil 500 trabajadores de la compañía ítalo-argentina Techint dejaron de laborar y fueron retirados de la refinería de Dos Bocas por falta de pagos de PTI, la empresa a cargo de la obra y que dirige Leonardo Cornejo.

“Apenas le informé que a ese contratista la Secretaría de Energía le debe cerca de 5 mil millones de pesos por trabajos, lo que ha tensado la relación de Rocío Nahle y el mandamás del emporio, el poderoso Paolo Rocca”, refirió el autor de la columna La 5ª Trasformación, quien apuntó que Techint se hizo cargo del Paquete 4 de la refinería Olmeca, asignándole las plantas de cogeneración y de aguas amargas, subestaciones eléctricas y servicios auxiliares, entre otros.

“Techint no solo está retirando personal, sino que amagó con parar obras por falta de pagos”, advirtió Celis, lo que podría complicarle a Nahle cumplir a tiempo su compromiso de echar a andar la refinería en septiembre próximo, pues el mismo columnista había anticipado la semana pasada que el presidente Andrés Manuel López Obrador tenía agendado supervisar el 31 de agosto el avance de la obra de Dos Bocas. “En los corrillos de Palacio Nacional se dice que el Presidente le puso un ultimátum a su secretaria de Energía, Rocío Nahle, para que en esa gira haga pública la entrega del primer barril de gasolina producido ahí, luego de que el tabasqueño tuviera que inventarse aquel magno evento en el Zócalo el pasado 1 de julio, que era la fecha original que él mismo se fijó para poner en marcha la producción de la refinería”, escribió.

Pero Nahle, la más fuerte aspirante de Morena a la gubernatura de Veracruz, ha topado con Paolo Rocca, CEO (Chief Executive Order) y propietario de Tenaris a nivel mundial que en mayo en 2017 le tronó los dedos al entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para que desactivara de inmediato el conflicto sindical que el régimen del autoritario mandatario panista había dejado crecer y que durante tres días había paralizado la planta de Tenaris-TAMSA del puerto de Veracruz, que produce tubos de acero sin costura que son exportados en un 90 por ciento a países petroleros, principalmente a Estados Unidos.

Rocca tuvo que venir personalmente a resolver el conflicto entre dos grupos que se disputaban el control del sindicato y que además de frenar la producción había provocado la muerte de dos trabajadores. El magnate ni siquiera accedió ir al Palacio de Gobierno, en Xalapa, sino que se reunió en el World Trade Center, de Boca del Río, con Yunes y los representantes de la Secretaría del Trabajo del gobierno federal.

El empresario fue enfático al decir que TAMSA, en su calidad de patrón, no reconocería como dirigente sindical a José Carlos Guevara, (a) “El Profe”, argumentando que su toma de nota no estaba legalmente fundamentada y exigió que se reconociera al secretario general destituido Pascual Lagunes Ochoa, a quien Yunes Linares y su fiscal Jorge Winckler mantenían en prisión, pues el veterano líder del sindicato de los tuberos adherido a la CTM y, por ende, militante del PRI, había sido uno de los principales apoyos políticos y financieros para el partido tricolor en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río en la sucesión estatal del 2016 y se aprestaba a serlo nuevamente en 2018, en la que el exalcalde boqueño Miguel Ángel Yunes Márquez se perfilaba como candidato de la alianza PAN-PRD para suceder a su padre en la gubernatura.

Como ya se sabe, el primogénito de Yunes Linares perdió sorpresivamente la elección ante Cuitláhuac García, de Morena, a quien el año entrante pretende suceder Rocío Nahle, la cual pretende renunciar a la Secretaría de Energía en octubre próximo para buscar, primero, ser designada coordinadora estatal de los comités de defensa de la Cuarta Transformación en Veracruz. Pero, para ello, Dos Bocas debe producir su primer galón de combustible a más tardar el 31 de agosto. ¿Convencerá a Paolo Rocca para que los mil 500 trabajadores de su empresa retornen a sus labores y metan el acelerador? Seguramente el magnate lo hará, pero hasta que le paguen los 5 mil millones de pesos que le adeudan.