Al Pie de la Letra… Raymundo Jiménez García

* EMPODERAN A SHEINBAUM

Xalapa, Ver., 21 de junio de 2023.- Con la respetuosa pero contundente respuesta que dio inmediatamente este lunes Andrés Manuel López Beltrán para deslindarse del excanciller Marcelo Ebrard –quien había anunciado que en caso de ser el candidato de Morena y ganar la elección presidencial crearía la Secretaría de la Cuarta Transformación y que invitaría a encabezarla al hijo más político del presidente Andrés Manuel López Obrador–, se hizo más que evidente que la simpatía y apoyo de la familia gobernante no está del lado del exsecretario de Relaciones Exteriores.

En política no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y hasta ahora, aunque AMLO sigue reiterando que ni él, ni su esposa, ni sus hijos tienen candidata o candidato favorito y que el abanderado de Morena será el que elija la gente en la encuesta que realizará el partido guinda dentro de 70 días, todas las señales del Palacio Nacional son coincidentemente a favor de la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien es la única que ha ganado posiciones en los ajustes y movimientos que se han dado en el gabinete presidencial tras las renuncias de Ebrard a la Cancillería y de Adán Augusto López a la Secretaría de Gobernación.

Y es que desde que Ebrard anunció su separación del cargo, los nombres que comenzaron a mencionarse para sustituirlo fueron los dos de sus más allegados: Esteban Moctezuma, embajador de México en Washington, y Juan Ramón de la Fuente, representante de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Nueva York.

Sin embargo, su exjefe López Obrador decidió bajar la mirada al sur del continente americano y designó a la embajadora en Chile, Alicia Bárcena Ibarra, cercana a su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, con la que le une su admiración por el régimen castrista de Cuba y de la cual fue anfitriona en marzo de 2022 en la ceremonia de toma de posesión de la Presidencia chilena del izquierdista chileno Gabriel Boric, en la que la señora Gutiérrez Müller –quien se ha negado a ejercer oficialmente funciones de Primera Dama–
llevó la representación presidencial desplazando a Ebrard.

Al hacerse pública hace ocho días la designación de Bárcena Ibarra, Sheinbaum celebró su nombramiento. “Llena de orgullo que te unas al gabinete del presidente López Obrador”, publicó en Twitter la todavía jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

En respuesta, Bárcena agradeció las “señales fraternas de cariño y admiración que sabes mutuo”, y agregó: “el presidente López Obrador muestra una vez más su voluntad de abrir espacios a las mujeres en altas responsabilidades”.

Ebrard, por su parte, solo recalcó que Bárcena “colaboró estrechamente con nosotros durante su brillante gestión al frente de la CEPAL y mostró su capacidad y compromiso con las mejores causas”, a lo que la nueva canciller le contestó muy diplomáticamente con un reconocimiento al “extraordinario equipo” de la SRE que “bajo tu liderazgo ha sido un instrumento importante y eficaz”. Pero nada más.

En el caso de Adán Augusto, ayer el columnista Julio Hernández, de La Jornada, el diario más afín al obradorismo, comentó que el nombramiento de Luisa María Alcalde Luján en la Secretaría de Gobernación, a los 35 años de edad, envía “dos mensajes evidentes: uno, en el sentido del ‘tiempo de las mujeres’, que enarbola Claudia Sheinbaum; otro, el cambio generacional en el que también se podría encuadrar a la ex jefa de Gobierno.”

Sin embargo, en su edición de este martes, el diario obradorista publicó varias opiniones y notas informativas cuestionando el polémico desempeño como secretaria del Trabajo y Previsión Social de la hija de Bertha Luján, expresidenta del Consejo Nacional de Morena y compañera de lucha de Sheinbaum. El comentario más lapidario fue el insertado en la Rayuela –un brevísimo editorial anónimo que aparece diariamente en un espacio fijo de la contraportada–, el cual reprobó tajantemente la designación de Luisa María Alcalde como titular de la Segob: “Dice bien el columnista: en lugar de premiar a una mediocre funcionaria, más parece una agresión a la República”.

Ante estos y otros comentarios negativos publicados por otros medios, Sheinbaum salió en defensa de la flamante secretaria de Gobernación, afirmando que “la atacan por ser mujer”.

¿Qué fue lo que realmente sucedió entonces con Rosa Icela Rodríguez, una ex reportera de La Jornada y exsecretaria de Gobierno de Sheinbaum, a la que según versiones extraoficiales el presidente López Obrador le habría pedido sustituir a Adán Augusto López en la Segob, pero la exfuncionaria capitalina le habría solicitado al jefe del Ejecutivo federal que la dejara continuar al frente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana? Lo único cierto es que este otro espacio estratégico del gabinete de AMLO estará también bajo el mando de una ex subordinada incondicional de la más fuerte aspirante de Morena a la Presidencia de la República.