Al Pie de la Letra/Raymundo Jiménez García

* ORIZABA: IMPERIO PRIISTA EN RIESGO

Xalapa, Ver., 10 de julio de 2024.- Hasta antes del pasado 2 de junio, Orizaba, la llamada ciudad de las aguas alegres, era uno
de los dos bastiones electorales que le quedaban al PRI en Veracruz. La otra cabecera
distrital era Cosoleacaque, en poder de los hermanos Cirilo y Ponciano Vázquez Parissi,
quienes al igual que el grupo del alcalde orizabeño Juan Manuel Diez, se han ido alternando
en la presidencia municipal.
En el caso de Diez Francos, quien ha sido electo y reelecto en tres ocasiones para la alcaldía
y una como diputado federal, fue uno de los prospectos para la gubernatura que intentó
impulsar una influyente corriente estatal del PRI dado su alto nivel personal de aprobación
del electorado. A finales del año pasado, según la encuestadora Consulta Mitofsky, de Roy
Campos, el empresario orizabeño aparecía en el lugar 15 de los 150 ediles mejor evaluados
del país. Sin embargo, el munícipe les dijo reiteradamente que no a sus entusiastas
promotores del partido tricolor y prefirió apoyar al diputado federal Pepe Yunes Zorrilla,
pues su principal interés estaba enfocado a cuidar su coto regional de poder político y
económico que ahora ha puesto en riesgo el tsunami electoral de Morena.
Y es que, en la elección de diputado local, por ejemplo, Carlo Vidal Nery, de la coalición
PRI-PAN-PRD, sumaba 39 mil 841 votos (27.8%), según el Programa de Resultados
Preliminares (PREP) con corte a las 12:35 horas del 3 de junio. Pero Igor Fidel Rojí, de la
coalición Sigamos Haciendo Historia (Morena-PT-PVEM), lo superaba con 71 mil 110
votos (49.7%). Rojí López fue un priista muy cercano a Juan Manuel Diez que le antecedió
en la alcaldía y a quien promovió en 2021 como candidato a diputado federal de la alianza
opositora Va por México, comicios que perdió ante el obradorismo. Posteriormente fue
segregado del grupo empresarial capitaneado por Diez Francos.
Según el conteo por partidos, en esta elección de diputado local, el PRI obtuvo en los cuatro
municipios del distrito 14 mil 423 votos, y a nivel municipal, en Orizaba, sumó 8 mil 769.
El PAN, en cambio, su votación distrital fue de 20 mil 598 sufragios, de los cuales 11 mil
701 los recaudó en la Pluviosilla.
En cambio, el ex priista Rojí, que en 2025 podría ser postulado por Morena a la alcaldía,
recibió –según el PREP– el voto de 25 mil 919 orizabeños que sufragaron sólo por el
partido guinda, más 2 mil 765 que obtuvo el PVEM y otros 1,383 del PT.
Por otra parte, a la candidata a diputada federal Carla Canales Reyes, una empresaria priista
muy allegada a Juan Manuel Diez ya que le cedió la sindicatura en el Ayuntamiento que
preside el alcalde conocido popularmente como “El Emperador”, aparentemente le fue
mejor al sumar en total 54 mil 168 votos según el PREP, pero lo abultado de la votación fue
porque en ese distrito son ocho municipios más que en la circunscripción local. Sin
embargo, a nivel municipal, la coalición opositora obtuvo en Orizaba 23 mil 916 sufragios,

de los cuales 8 mil 446 fueron para el PRI –323 menos que el candidato a diputado local– y
12 mil 755 para el PAN.
¿El alcalde Diez Francos y su grupo de empresarios estarán preparados para dar
oportunidad de participar en la próxima sucesión municipal a otros actores políticos más
identificados y cercanos a la base social? La pregunta se hace porque algunos de sus socios
comienzan a voltear por fin hacia Alfredo Hernández Ávila, un joven abogado muy ligado
a la clase obrera y quien por sus buenos oficios lleva siete años a cargo de la Secretaría del
Ayuntamiento.
Pero, ¿aceptará el activo dirigente regional de la CROM –la confederación de sindicatos
obreros más fuerte en la zona industrial de Orizaba– contender por el PRI, ex partidazo
muy disminuido electoralmente cuyo dirigente nacional Alejandro “Alito” Moreno está por
sepultar luego de que con el apoyo de sus consejeros incondicionales acaba de modificar
los estatutos en su obsesión por reelegirse por otros ocho años, además de que, por el lado
del PAN, fuertes corrientes internas se resisten a coaligarse nuevamente con el
Revolucionario Institucional, a cuyo descrédito popular atribuyen los del blanquiazul su
baja votación en la elección presidencial y la pérdida de curules y escaños que actualmente
tienen en las cámaras de diputados y senadores del Congreso de la Unión? Ya veremos.