Ajedrez…José Prigadaá Andrade

* Mensaje claro a Yunes
* Marcelo no llegará

Martínez de la Torre, Ver., 30 de agosto de 2023.- El mensaje dado por el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador desde su programa “La mañanera” que se transmite todos los días a nivel nacional por las principales televisoras de la república mexicana fue muy claro, no quiere ver a los “Yunes” (de los Linares) en las boletas en el estado de Veracruz en las elecciones del 2024, ya que de ser así, podría surgir una orden de aprehensión por el delito que sea.

Y no hay nada de qué espantarse por esta situación, ya que todo se trata de “grilla”, y en esto, las venganzas políticas se cumplen cueste lo que cueste, y si no lo creen, ahí está el caso de Rosario Robles, y de José Manuel del río virgen, este último alcanzó la libertad gracias a su amigo Ricardo Monreal, quién como senador de la República presionó tanto al gobierno nacional y estatal de Veracruz para que se hiciera justicia.

El miedo de Andrés Manuel López Obrador es evidente, nada que se interponga en el 2024 para que sus aliados lleguen al poder, y con esto, seguir saqueando las arcas del pueblo, es por eso que usted no dude, que políticos que no son de su clan vayan a la cárcel, sean ejecutados, o desaparecidos, como ya comenzó a ocurrir en otras entidades del México de oro, donde extrañamente se está ejecutando a ex alcaldes, ex diputados federales o estatales que no se alinean, misma orden que hay para periodistas, cómo fue el caso de Ciro Gómez Leyva, el cual vive, gracias a que su camioneta estaba blindada.

No importa de qué se le acuse, no importa a qué se dedique, lo que es urgente y pronto, es que todo aquel, o aquello que estorbe sea quitado del camino, y más si se trabaja con la delincuencia organizada, la cual opera en el país como “Pedro” por su casa.

***Pero no todo es malo en la cuarta transformación, las cosas podrían ser diferente si llegará a ocupar el lugar de “amlo” el ex canciller Marcelo Ebrard, el cual claro, no va a llegar, ya que sería un peligro para la secta de Andrés Manuel López Obrador, la cual tiene la doctrina, de que primero es el jefe y después el jefe, y que para ser amado, tiene que servir hasta de alfombra, no importando si es un violador, como el papá de la gobernadora de Guerrero, o si es mamá de un narcotraficante, como el caso del “Chapo” Guzmán.

Marcelo serviría al país, pero lamentablemente no lo dejarán llegar, y se tendrá que doblar ante un gobierno que tiene el sartén por el mango, al cual solo le importa que haya más pobres, ya que como dice el mismo presidente de la nación, son los que votan y le sirven.

Nos leemos mañana si Dios quiere.