Del Puño de Agustín Andrade Murga

0
20

* Si siguen las alianzas, pronto estaremos igual que el PRD o PRI, preparando nuestro funeral político

Veracruz, Ver., 16 de junio de 2021.- La alianza con el PRI, fue un error que el propio PRI pagó más caro, perdió gubernaturas que pudo haber ganado solo, perdió distritos federales y locales como nunca en su historia, el PAN en cambio sufrió un estancamiento estructural y un retroceso ideológico, pero cual pudo haber sido el origen del fracaso, que si bien es cierto pudo haber sido peor, también es cierto que se esperaba algo mucho mejor que los resultados pírricos obtenidos por la alianza de los dos Partidos más antiguos y con más estructura en el País.

Por ejemplo en los Estados que mantuvimos las gubernaturas, el PAN iba Solo, o si acaso con el PRD como el caso de Chihuahua, cuyo PRD no aportó nada, pero tampoco restó nada, ese fue un buen principio, entonces podemos discernir que el PAN solo en su esencia y en su visión humanista y demócrata, crea certeza y confianza, que es por lo que el electorado vota, cosa distinta en MORENA donde no le afectó mucho su maridaje con el Partido Verde y otros partiditos como el PES y el PT, porque la militancia y simpatizantes de este Partido está basado más en el odio hacia lo existente que su creencia o convicción a una ideología política clara o definida.

Entonces al unir en alianza al PAN con el PRI, le dimos carroña pura a los buitres publicitarios contra los Partidos PRI-PAN, mensaje que muchos ex militantes y ex simpatizantes de estos dos Partidos cacharon y prefirieron emigrar en participación e intención de voto hacia la coalición López Obradorista si aunado a eso el abuso de los dirigentes que se sintieron todopoderosos imponiendo y reprimiendo candidaturas a la medida de sus intereses y las imposiciones de cacicazgos regionales que a fuerza de cañonazos vía nómina y vía compra de votos, incluso violencia, lograron imponer candidaturas que desgastaron a los Partidos y restó imagen y certeza a los electores.

En conclusión, ojalá se aprenda la lección y nuestros dirigentes dejen de obsesionarse con las alianzas que creyeran que son la panacea y el hilo negro para conseguir lo que se ha perdido de identidad y buen prestigio echado por la borda por los malos manejos de algunos gobernantes corruptos y otros dirigentes tramposos. De entrada Marko Cortés debe reflexionar bien el resultado antes de echarse aires triunfalistas, el horno no está para hojuelas y si siguen las alianzas, pronto estaremos igual que el PRD o PRI, preparando nuestro funeral político y los únicos responsables serán los dirigentes y muchos militantes que no ven más allá de sus intereses y ambiciones personales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí