Deslinde de predios en la zona de Sierra Alta de Coatepec por parte de Sedatu es con fines de clientelismo electoral

0
14

* Emprenderán lucha legal contra funcionarios federales para defender el bosque que surte de agua a Xalapa: Itzel Jurado.

Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., 27 de mayo de 2021.- El deslinde de tierras que pretende hacer la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) de la zona conocida como Jiniquil Manso en la Sierra Alta de Coatepec es con fines de “clientelismo electoral”, acusó Itzel Jurado Ortiz, representante legal de los propietarios de esos predios.
En conferencia de prensa, denunció que con esa acción de dicha secretaría federal se viola la suspensión definitiva otorgada por un Juez de Distrito “solo para favorecer a los ‘invasores’ de la Central Independiente de Obrero Agrícolas y Campesinos (CIOAC), incurriendo en diversos delitos y que ya están vinculados a proceso”.
Recordó que una violación a una suspensión definitiva constituye delitos y la Ley de Amparo dispone penas que van de 2 a 9 años de presión, multa de 50 a 500 días, destitución e inhabilitación de 3 a 9 años para desempeñar cargo alguno al servidor responsable que no obedezca un auto de suspensión.
Ante esta situación, dio a conocer que el próximo lunes, los vecinos de la zona y propietarios de dichos predios, presentarán una denuncia ante las autoridades correspondientes por estos hechos.
“Iremos ante el Ministerio Público Federal; ya se ha emprendido el amparo, ya lo hicimos del conocimiento a la Sedatu. Está presentada la denuncia por despojo, también por a falsificación y ya se tienen vinculados a los invasores, a los principales líderes”, añadió.
Además, detalló ya se iniciaron los procesos legales en contra de la Secretaría, su director general de Ordenamiento de la Propiedad Rural, el delegado en Veracruz, el director Jurídico y varios funcionarios de dicha dependencia.
Y es que en la zona denominada Jiniquil Manso o Sierra Alta del municipio de Coatepec, existe una disputa de 2 mil hectáreas, fue fueron invadidas desde el 2019. Desde ese tiempo, la Sedatu pretendía hacer el deslinde de tierra lo que se logró frenar con acciones legales, al advertir que darle otro destino a la zona, traería serias afectaciones al medio ambiente.
Sobre todo para la capital veracruzana que el 40% del caudal del agua que se abastece a la población proviene de ese lugar, así como las afectaciones a la flora y la fauna que están protegidas por las normas federales, si se da ese deslinde.
Lo que está haciendo la Sedatu al ordenar el deslinde, a pesar de existir una suspensión definitiva es un “ataque al orden constitucional y un desafío a los jueces federales. Es un hecho a todas luces delicado e inconcluso, para el desafuero del presidente Andrés Manuel López Obrador”, señaló por último.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí