Traspasan fronteras cursos de Braille virtuales que imparte Ana Cristina

0
44

Alejandro Ávila

Veracruz, Ver., 22 de septiembre de 2020.- Cuando tenía apenas un años y medio de edad, por su invidencia, Ana Cristina Martínez Denegri fue llevada por sus padres a una escuela especial para aprender el sistema de lectoescritura Braille, a los cuatro años ya lo dominaba por completo; a los siete ingresó a la escuela común, donde reconoce le costó trabajo adaptarse en un principio, ya que no existía la apertura o las condiciones académicas que hay ahora.
“Al principio mi mamá me tenía que grabar todas las lecciones que yo tenía que estudiar para los exámenes y ya de ahí yo tenía que quedarme escuchando mi grabadora una y otra vez hasta que se me quedara pues todo lo que tenía que estudiar. Gracias a dios que yo tengo mucha retentiva, entonces se me quedaba muy rápido”, relató.
La aventura laboral de Ana Cristina comenzó hace siete años en el Ayuntamiento de Veracruz, todo gracias a su madre, quien la promovió para que diera cursos del sistema Braille; debido a la habilidad que posee desde pequeña.
Todo fue mucho mejor desde que se integró a la coordinación de Bibliotecas Públicas y Escolares que dirige Francisco Rivera Vera, esto desde hace dos años, pues ha sido un gran impulsor de su trabajo, se ha difundió más su labor e incrementó el número de alumnos.
Incluso, hasta antes de la pandemia de COVID-19, daba conferencias motivacionales en escuelas secundarias, bachilleratos y universidades de la ciudad, “es para que los alumnos vean que no hay nada imposible”.
Sentada en la sala de casa, relajada, relata que las quienes han tomado los cursos han sido personas de todo tipo, algunos invidentes, familiares de personas invidentes y personas que sí pueden ver, pero que están interesados en aprender esta método para ser más empáticos en su vida diaria, “se van súper sensibilizados, porque como les digo, las personas con discapacidad no somos raras, no somos diferentes, somos como todos, nada más que a unos nos falta la vista o podemos caminar, pero todos pensamos y sentimos lo mismo”.
“Cristi” como es conocida por sus compañeros de trabajo, se encuentra dando en estos momentos los cursos de manera virtual a través de la plataforma Zoom, esto debido a la pandemia y tratando de que no se trunque el aprendizaje de las personas, donde incluso menciona que se han inscrito personas de otras entidades como Nuevo León, Puebla, Ciudad de México e inclusive de California en los Estados Unidos y Canadá.
“Al principio como todo, yo también tuve dudas, tuve miedo, dije ¿Cómo le vamos a hacer?, porque el Braille es como que más presencial, de sentir y de ir, pero sí ha tenido mucha respuesta buena, la gente ha entendido, hemos logrado que entienda y aprenda”, explicó.
Detalló que para el curso en línea sí tuvieron que abrir más espacios, pues ha dado clases virtuales hasta a 50 personas; aunque reconoció que es mejor hacerlo presencial y con grupos pequeños de máximo 20 personas, pues es un taller que necesita de mucha concentración, enfoque y atención.
El curso tiene una duración de dos meses, se dan las clases los martes y jueves de 10 a 11 de la mañana en la Biblioteca Municipal “Venustiano Carranza” cuando es presencial; aunque los virtuales se están dando los días viernes de 12 a 13 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí