Columna Sin Nombre/Pablo Jair Ortega

0
90

* MORENA NO SE VA A PELEAR CON LA IGLESIA

Xalapa, Ver., 30 de julio de 2020.- Hay por lo menos dos temas en la agenda política del estado que se supone ya deberían haber salido avante en la Cuarta Transformación: los matrimonios igualitarios y la despenalización del aborto. En teoría, al ser un gobierno de izquierda, ya estarían aprobados en la Legislatura de mayoría guinda, sin problema.

En los hechos, habría que preguntar cuántos de los políticos con power actualmente comparten esa agenda con los grupos interesados. En campaña suenan muy padre y hacen mucho ruido, jalan reflectores, y es hasta muy vistoso cuando se ondea una bandera arcoíris y ya ni se diga cuando se habla de derechos de las mujeres, que resultan ser la mayoría de votantes.

Pero en la práctica, la política obliga a tener un equilibro más allá de los intereses de grupos que, si bien hacen mucho ruido y eco mediático, no influyen realmente en la agenda política y más adelante le explico por qué.

Es sabido, por ejemplo, que el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una postura poco clara en lo que respecta al tema del aborto o de los matrimonios igualitarios y obedece a la estrategia simple de no meterse en temas escabrosos que generan mucho debate y polémica.

En la aldea (aunque en apariencia es todo lo contrario) se sabe que en Palacio de Gobierno traen muy buenas relaciones con la Iglesia Católica y los obispos de la misma, salvo el caso de la Arquidiócesis de Xalapa donde siguen siendo parte del ala conservadora y además saben operar medios para hacer el mismo ruido que lo harían los grupos feministas o la comunidad gay.

La Arquidiócesis de Xalapa es especialmente crítica con el gobierno estatal y sus comunicados, aunque son redactados con pulcritud bendita, siempre llevan mensajes entre líneas.

No obstante, la clase política gobernante optó por no pelearse con la Arquidiócesis y sólo están en espera de la jubilación inminente, cercana y obligatoria del Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, al cumplir los 75 años de edad en agosto del año que viene. Con él, se van también sus colaboradores.

Se supone que todo apunta a que vendría a sucederlo un arzobispo menos confrontado y crítico con el actual gobierno.

En Morena saben que una parte fundamental para la construcción de la paz y gobernabilidad en la entidad, son los obispos y sacerdotes de la Iglesia Católica, y por lo tanto no tienen problema en darle prioridad a un asunto de mayor importancia, dejando de lado el tema de los matrimonios igualitarios y la despenalización del aborto.

Pero además se avecinan elecciones intermedias, y los “morenos”, por muy novatos que parezcan, saben que la iglesia puede ser una gran aliada, pues es la religión oficial de la mayoría de los votantes de Morena. Por cierto, a Don Hipólito y su gente todavía le tocaría esta elección, donde podrían influir hasta donde llegue su peso.

Así que si alguien piensa que esos temas no tardan en salir o que Morena los impulsará decididamente por ser un gobierno de izquierda, definitivamente está en un error. Por lo pronto, son puras ilusiones.

MARINO ASALTANTE

Que ya se supo en los círculos policiacos que al menos uno de los asaltantes capturados luego de asaltar la Farmacia Guadalajara en pleno centro de Boca del Río, es un marino en activo. El descontento de algunos elementos estatales y ministeriales, es que a estos tipos luego de los que los apañan, resulta que nadie los castiga quesque porque son marinos, pero además buscan que no trascienda el asunto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí