Columna Sin Nombre/Pablo Jair Ortega

0
134

INTERJET ES UN EDÉN TABASQUEÑO

+ Se aplican en la FGE-Veracruz.
+ Que siguen pleitos en el Poder Judicial.
+ Paga la Fiscalía al IPE

Padrecito pidiéndole a los feligreses 100 mil pesos para un medicamento que no sirve para el Covid… castígalo, Diosito, plis
–Chopenjawer

Xalapa, Ver., 17 de julio de 2020.- En días pasados fue muy comentado el anuncio de que Carlos Cabal Peniche, junto con un grupo de empresarios, inyectarán algo así como 150 millones de dólares a la aerolínea Interjet, propiedad del exgobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco.

Para las nuevas generaciones quizá el nombre de Cabal Peniche, de origen tabasqueño, no les suene ninguna campana, pero fue famoso en los 90 como el banquero favorito del PRI-Gobierno absoluto que regía a este país, beneficiándose de la privatización de la banca que se llevó a cabo en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari. También se comenta que fue uno de los agraciados por el Fobaproa: dinero público que fue a parar a unos cuantos con el pretexto del rescate bancario y protección a los cuentahabientes; y que además de un escándalo, se convirtió en deuda pública que habría impactado por lo menos a tres generaciones de mexicanos.

Poco tiempo después, acusado de fraudes realizados en su Banco Cremi-Unión por alrededor de 700 millones de dólares, Cabal Peniche salió del país para esconderse en varias partes del mundo, por alrededor de 4 años, hasta ser detenido en Australia, donde fue apresado por Juan Miguel Ponce Edmonson, entonces director de la oficina del Interpol en México.

Una nota sobre su captura del “The Wall Street Journal”, revela que cuando Cabal Peniche dejó México en 1994, su imperio ascendía a unos 2 mil millones de dólares.

Después de pasar siete años preso en Australia, fue extraditado en 2001 a México por el cargo de fraude bancario. Ocho años después, durante el calderonismo, fue absuelto.

En otra entrevista que retoma el portal Infobae, realizada por la revista Milenio Semanal, en su edición número 91, del 31 de mayo de 1999, Cabal Peniche confesó que era uno de los mecenas del PRI, en la época en la que la palabra “fiscalizar” no existía en el glosario de la administración pública

“Aportó 15 millones de dólares para la campaña presidencial de Luis Donaldo Colosio y luego 5 millones más para la de Ernesto Zedillo y otros 5 millones para la de Roberto Madrazo rumbo a la gubernatura de Tabasco. Sin embargo, Madrazo Pintado negó todo”, detalla la entrevista.

En 2014 reapareció públicamente, en su natal Tabasco, anunciando inversiones en materia agropecuaria, junto al entonces gobernador perredista Arturo Núñez Jiménez.

Carlos Cabal Peniche, absuelto pero con mucha turbiedad encima, ahora reaparece en tiempos de la Cuarta Transformación para invertir una millonada a una empresa que, desde antes de la pandemia, ya presentaba problemas financieros, al grado de que llegaron a embargarles la sede de la Fundación “Miguel Alemán”.

Al parecer no hay ningún problema para la cúpula de la 4T o algo que suene las alarmas. De hecho, hasta parece que viene con toda la bendición.

El columnista Luis Soto, del periódico El Heraldo de México, lo plantea en su espacio Agenda Confidencial: “Los expertos recuerdan que la aviación comercial es una actividad sujeta a la bendición del gobierno, y quien la realice debe tener probidad acreditada. Y aunque el señor Cabal fue absuelto de todas las acusaciones penales que le fincaron cuando fue dueño de Banco Unión que fusionó con Cremi, pues como que la opinión pública y la sociedad tienen dudas de su probidad. Surge entonces el cuestionamiento de los expertos: ¿Por qué Hacienda, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes autorizaron la comentada inyección de capital a Interjet?”.

Miguel Alemán Velasco es uno de los empresarios que desde hace rato sólo ha hablado de las bondades y virtudes del presidente Andrés Manuel López Obrador, al que le da casi nivel de estadista.

Al presidente le preguntaron en una de sus “mañaneras”, que si estaban ya beneficiando a Cabal, pero lo negó.

Pero, la recochina duda no deja de persistir: antecedentes de Cabal Peniche, millonaria inversión a una empresa de aviación comercial con serios problemas, y los Alemán en el ánimo de la 4T.

NOTA PARA EL REFRI: Parece que ya se aplicaron en la Fiscalía General del Estado: dos casos de feminicidio en Minatitlán y Perote, donde fueron ya detenidos los presuntos homicidas. Ojalá que los refundan en el bote.

OTRA NOTA: Dicen que allá en el Poder Judicial siguen habiendo de esos personajes que abundan en ciertas partes de la avenida Lázaro Cárdenas, de Xalapa, y que terminan en “utazos”… No entendí… Pero dicen que así sigue la cosa.

LA ÚLTIMA PORQUE YA ES DÍA PARA COMA DIABÉTICO ESTILO REGIDOR DE POZA RICA: «El IPE ya no es la caja chica del Gobierno del Estado, es la caja de ahorro de los trabajadores» sostuvo el gobernador Cuitláhuac García Jiménez durante la firma de convenio de Reconocimiento de Adeudo y Forma de Pago celebrado entre la Fiscalía General del Estado (FGE), la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) y el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) por 42 millones 816 mil 686 pesos en concepto de Aportaciones y Recargos de los ejercicios 2015, 2016 y 2017. Al respecto, 31 millones 092 mil 184 corresponden de Aportaciones y 11 millones 724 mil 502 de Recargos, mismos que no fueron enterados por la FGE a SEFIPLAN, derivando en una falta de recursos, pero que ahora serán cubiertos en beneficio de mil 799 trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí