En Corto… Sin Cortes/José Ortiz Medina

0
201

JULEN, SEDIENTO DE REFLECTORES

Xalapa, Ver., 27 de mayo de 2020.- Sigue siendo muy comentado el show que intentó montar el pasado martes el senador Julen “les Re-mentiría” del Puerto.

Como ya es sabido, el legislador local Víctor Vargas Barrientos encaró a Julen y lo cuestionó de las irregularidades que cometió el panista cuando fue titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), durante la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, por causar un daño patrimonial por 384 millones de pesos y otorgar contratos millonarios a sus amigos, entre ellos, José Mancha Alarcón, pero el legislador panista evadió responder.

El diputado Vargas Barrientos enumeró algunas de las irregularidades: las 38 observaciones ante el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), cinco denuncias, obras inconclusas, licitaciones simuladas por 58 millones de pesos, contratos millonarios a sus amigos, entre ellos el panista José Mancha Alarcón, a través de sus constructoras.

Asimismo, le cuestionó el origen del recurso para una mansión de más de 50 millones de pesos en Boca del Río.

Pero Julen prefirió evadir, y en tono nervioso en todo momento respondió: “luego…. Luego vemos eso”.

A tres años de sus corruptelas, Julen apuesta al olvido de los veracruzanos, con un falso discurso de honestidad y fiscalización basado en mentiras, buscando posicionarse para las elecciones de 2021 y 2024.

Y es que el panista está acostumbrado a vivir del erario desde hace décadas, salta de un cargo político a otro, tras saquear recursos de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública para el yunismo obtuvo la candidatura al senado, misma que perdió en las urnas, y consiguió por el principio de primera minoría.

Las corruptelas señaladas en su momento por el entonces titular del Órgano de Fiscalización, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, fueron solapadas por toda la estructura del gobierno yunista.

El panismo en Veracruz es de lo más corrupto en el país, Yunes Linares ha impuesto a sus vástagos en cargos públicos, y Julen sigue la misma línea con su hijo, a quien además utiliza para encubrirlo en sus corruptelas muy al estilo de los Yunes.

Sin embargo, en Veracruz no hay ni perdón, ni olvido a los políticos corruptos de los partidos que tanto daño han causado a la entidad.

Ante su pobre trabajo como senador por Veracruz, el “Re-Mentiroso” seguramente seguirá sediento de reflectores en medios de comunicación para intentar entrar al escenario político y poder ser volteado a ver por los habitantes del Estado.

DE CUANDO FIDEL
REGRESÓ A LOS JUAROCHOS…

Aunque con un origen distinto a lo que acontece ahora con el COVID-19, pero muchos recuerdan cuando Fidel Herrera retornó a Veracruz a miles de veracruzanos radicados en la frontera, particularmente en Ciudad Juárez, Reynosa y Tijuana, quienes vivían –y siguen viviendo- condiciones de violencia muy marcadas, lo que los orilló a pedir auxilio al Gobierno del Estado, para regresar a sus comunidades. Comentan lo anterior, porque ahora, frente a la pandemia de salud, el Gobierno Federal ha retornado a casi 13 mil 200 mexicanos que se encontraban vacacionando, estudiando o viviendo fuera del país, quienes se quedaron varados ante la restricción de vuelos.

En el caso de Fidel, fueron más de 2,400 paisanos los que retornaron vía aérea y por carretera para reunirse con sus familias. Aunque muchos sostuvieron en aquel entonces que el programa tenía fines electorales, lo cierto es que llama la atención la similitud de la decisión de apoyar a los paisanos en condiciones de emergencia.

HISTORIAS DE AMOR,
DE PODER Y DE NO PODER

La política, los proyectos personales, la ambición de poder, están muy, pero muy por encima de eso que llaman amor. “El amor es sólo para débiles mentales”. “Los fuertes sólo piensan en una cosa: el triunfo, la victoria. Todo lo demás son mamadas”. Así reflexionaba Miguel Grande cuando le dijo a Miguel Chico que se tenía que ir a Miami, a prepararse “para ser más cabrón” que su papá.

Pero Miguel Chico no se quería ir. Estaba muy enamorado de una chica con la que se quería casar. Te vas porque te vas, le urgió el Jefe del Clan. Y Miguelito se fue con el corazón destrozado.

“Un día vas a regresar a gobernar este pinche estado; ya lo verás, y hasta me lo vas a agradecer”, le dijo el Papá al chamaco, quien tenía ojos de borrego a medio morir por la tristeza.

Pasaron los años, y llegó el tiempo de volver. Pero Miguelito ya no se quería regresar. Le había agarrado cariño a la “dolce vita” del sol y playa, playa y sol, de Florida.

“Te necesito acá, vas a ser diputado”, ordenó el jerarca familiar.

“¿Diputado?, ¡ni madres!, si a mí la política ni me gusta”, reviró el chamaco.

Y efectivamente odiaba, detestaba la política. Le costaba mucho tener que saludar a gente que no conocía. Abrazar viejitas, besar niños, era para él un verdadero suplicio. “Neta güey, me da asco, hay gente que ni se baña”, le dijo alguna vez a un amigo.

Pero transcurrida la diputación, el chamaco le agarró sabor a la grilla. Y de ahí pa´l real, hasta que en 2018 mordió el polvo en las urnas. Probó el amargo sabor de la derrota. Luego del fracaso, Miguelito estuvo mucho tiempo en la “depre”.

Tan no se ha recuperado, que su padre piensa seriamente mejor postular en 2024 a Fernandito.

***

Fernandito se enamoró de una chica, hija de conocido político veracruzano. Siendo él legislador, y ella colaboradora en importante oficina de gobierno.

Por la comisión legislativa que él tenía, y por el área gubernamental –con sede en la CDMX- en la que ella trabajaba, se veían con frecuencia.

Y de repente, el amor surgió. Surgió así de repente, sin avisar, porque el amor nunca avisa. Llega así nomás.

Fue un tórrido romance. Historia de amor, como de película.

Incluso, él hasta se quería divorciar.

“¿Cómo, estás pendejo?…. ¿divorciarte?…. ni madres… ni lo pienses. Tú tienes una familia y debes conservarla… un político profesional jamás se divorcia… la familia es el pilar de esta sociedad.

Luego, al padre de la chica lo andaban “cazando” los ministeriales. El enamorado se enteró, quiso frenar todo. Nada se pudo hacer. Y, nuevamente, las “razones de estado”, los intereses del poder, sepultaron ese amor, ese gran amor que así como llegó de repente, sin avisar, así sin avisar se fue… ¿para siempre? El tiempo lo dirá…

Amor y poder, poder y amor, es un binomio peligroso. Casi siempre termina mal.

***

El ex Secretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, en estos días de confinamiento agarró la red social Instagram como confesionario, con eso de que los templos católicos están cerrados y los curas están en cuarentena.

He aquí algunas de las confesiones de Toño:

1.- “Eso de estar preso y no esperarla, de vivir una vida relativamente tranquila y de repente te cae la fuerza del estado y todas las implicaciones que tiene. A veces somos muy frágiles cuando no hay grupo político que te respalde o cuando no tienes dinero y no puedes pagar tu libertad, es muy corrosivo, se requiere de un gran espíritu”

2.- Dijo que las cárceles “son una escuela del mal” donde uno tiene que aprender a ser fuerte para resistir las presiones del exterior.

3.- Destacó que el 30 por ciento de los internos, al menos en el penal de Pacho Viejo, son inocentes y se mantienen en dicho Centro de Prevención y Readaptación Social, por una mala defensa o procesos viciados.

4.- Otro 30 por ciento –añadió- está ahí por un accidente, por haber cometido un acto que generó daños a terceros sin tener la intención de lesionar o matar a alguien; y el resto -el otro 40 por ciento- está ahí por cometer un ilícito.

5.- Dijo que fue víctima de atropellos, desde el momento en que se implementó un operativo violento para detenerlo en las inmediaciones del Cerro de Tepoztlán en Puebla. Subrayó que todo el trayecto desde Pueblo estuvo esposado, no le dieron de comer, ni lo hidrataron por horas, “estuve tres horas de pie previo a las audiencias (…) el juicio fue una burla, una fanfarria de injusticia”.

6.- Al llegar al penal de Pacho dice que fue golpeado salvajemente y que lo llevaron a una celda de castigo. “Es un espacio para personas que se portan mal, un espacio de dos metros y medio, con una tasa de baño de metal empotrada en la pared, llena de excremento, desde las otras celdas me decían que tuviera cuidado con las ratas”.

Y amenaza con seguir “confesándose” en Instagram.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí