Feminismo en la red

0
145

* Los violadores desconocidos, las violaciones sólo en las películas.

Fernanda Hernández Merlo/colaboradora

Tlaxcala, Tlax., 15 de Mayo de 2020.- Algo que hay que cambiar ya, es esa idea de que los violadores nos esperan en callejones a oscuras; en la mayoría de casos de abuso sexual o violaciones el agresor es alguien que la víctima conoce, está en la fiesta en la que bailamos despreocupadas, en el salón de clase, en las comidas familiares o incluso puede ser nuestro amigo o novio.

Y no es algo que le pase sólo a niñas de la calle, borrachas, e irresponsables.

Le pasa a niñas que estudian en Stanford (Ene, 2015); a niñas que se juntan con niños bien (Daphne), a niñas que sólo quieren conocer a Justin Bieber (Gordon Douglas Chalmers), les pasa a niños de kínder; les pasa a niñas que simplemente quieren estudiar la Universidad, les pasa a mis amigas y quizá a tus amigas.

Nos puede pasar a todas, y no debería; siempre hablamos de que “no todos los hombres son violadores” y no, no todos son violadores, pero cuantos de nosotros somos testigos de abusos y no hablamos.

Mi mamá desde que empecé a ir a fiestas me habló de cuidarme de los niños o de cualquier droga que pudieran poner en mi bebida, me aconsejó que no fuera al baño sola, las mujeres recibimos mil y un recomendaciones.

A los niños nunca les dicen, “no pongas drogas en el vaso de una niña”, respeta a las niñas no las lastimes, los cuerpos son de cada uno de nosotros no tienes derecho sobre el cuerpo de otros.

Tenemos un problema de educación, de percepción y de victimización que tenemos que parar.

Quizá es una denuncia falsa “La victimización”

Cierro con este punto porque me parece que resume los dos anteriores.

“Quizá sólo quiere causar problemas”, “¿Cómo iba vestida?”, “¿andaba sola?”.

Les digo algo: menos del 5 por ciento de denuncias de violación son falsas y en gran parte de ellas la mujer estaba consiente. No es nuestra culpa que nos violen, no es nuestra culpa que nos toquen, los crímenes son culpa del agresor, nunca de la víctima; no es tan difícil de entender, nada te da derecho a hacerle daño a alguien, nada.

Aquí también entra aquel punto de “Me dejó besarla y después no quería que hiciera nada”, “me provocó y luego se negó”, “con mi amigo si lo hizo” a ver dude; nada te da derecho a hacerle algo a alguien que no quiere, puedo haberte besado, puedo haber dicho que si al principio pero si de repente digo no, significa que no quiero.

Y aunque no debería aclararlo si la persona esta inconsciente no te está dando su consentimiento, lo que pasa es que no puede ni hablar.

Por favor dejen de culpar a la mujer violada, dejen de juzgar a la niña que se queja de los piropos del taxista, dejen de decirle a su amiga que salió llorando de la fiesta porque la tocaron que “no sea una exagerada”, dejen de creer que esto no pasa, porque pasa, y lo más triste es que nosotros lo permitimos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí