Vivir en el golfo/Rodolfo Herrera

Por: Edson Ortiz Publicado: Marzo 8, 2017

MORENA, 134 IMPUGNACIONES

Veracruz, Ver., a 07 de marzo de 2017.- Al Movimiento de regeneración Nacional, Morena, se le vino el mundo encima y a sus dirigentes Cuitlahuac García y Manuel Huerta Ladrón de Guevara, la selección de candidatos a las 212 alcaldías se les salió de las manos.

     Hoy que la popularidad de Andrés Manuel López Obrador está en la cima, muy por arriba de sus más cercanos contendientes Margarita Zavala del PAN y Miguel Ángel Mancera del PRD, en Veracruz, uno de los estados de mayor producción de votos, el conflicto lo pone en riesgo.

     Y es que simplemente, los encargados de manejar el proceso electoral 2017 en Veracruz, Cuitláhuac y Ladrón de Guevara, no estuvieron a la altura de las circunstancias y con ello la caída de Morena se prevé estrepitosa.

     Mire usted, Andrés Manuel López Obrador abandonó el PRD para fundar Morena, con miras a contender nuevamente por la presidencia en el 2018, se fue solo, con unos cuantos seguidores, la idea fue de crear una nueva opción, con nueva gente, nuevos rostros, gente intachable y de calidad.

     En ese sentido fue avanzando hasta que en Veracruz ocurrieron dos cosas, una fue el haber nombrado dirigente estatal a Manuel Huerta Ladrón de Guevara, una rémora sin oficio ni beneficio que ha sido varias veces diputado federal plurinominal, o sea sin pedir un solo voto; la otra fue nombrar al profesor Cuitláhuac García como candidato a gobernador de Veracruz con una deplorable participación sin propuesta, ni liderazgo y mucho menos una opción para los veracruzanos.

     Aun con esos antecedentes, Andrés Manuel con su imagen, que no la de Cuitlahuac, logró una buena votación en el estado de Veracruz, por lo cual ahora la elección para las alcaldías se antojaba interesante.

     Según las soberbias declaraciones del dirigente Manuel Huerta, “en Morena no tienen cabida ex priistas, ex panistas ni de otros partidos, solo que lleguen a barrer y a limpiar”, dijo en el puerto de Veracruz, por lo cual se esperaba que con toda y esa arrogancia, los ciudadanos verían como candidatos a hombres y mujeres que no llegaran de otros partidos donde dieron pésimos resultados, gente ajena al quehacer político, académicos y empresarios que hayan demostrado éxito fuera del quehacer gubernamental y de la política, pero no fue así.

     Llegó el momento del registro de candidatos y el resultado fue desastroso, propuestos por Cuitláhuac García y Manuel Huerta ladrón de Guevara, entraron los priistas impugnados, los que dejaron pésimos resultados, los panistas resentidos, los perredistas amafiados, incluso duartistas y otros con antecedentes penales y ex convictos.

     Cuitláhuac y Huerta los defendieron con todo, incluso sobre su propia militancia y eso les ha comenzado a valer el desencanto electoral, la desilusión de las bases a los que ahora ambos acusan de ser manejados por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para desacreditar a Morena.

      ¡Que acusación tan estúpida señores! ¿Acaso creen que somos tan pendejos como para no darnos cuenta de que este par de fulanetes le fallaron a su militancia, al movimiento y al propio Andrés Manuel? Si los candidatos hubieran sido limpios y transparentes como era la propuesta original nada hubiera sucedido.

     Eso les ha valido el descontento social, la versión de que “todos son iguales” y, por supuesto que Cuitláhuac y Huerta no tienen para dónde correr, efectivamente, le fallaron a su militancia y a sus electores.

      Será el propio Andrés Manuel quien decida poner orden y regresar a la propuesta original, o fiel a su costumbre defender lo indefendible y arriesgarse a perder todo lo ganado en un estado que tiene una lista nominal de 5.6 millones de votos.

     Por lo pronto, Morena ya tiene 134 impugnaciones y la elección interna se antoja muy difícil, tan solo por dos soberbios como Cuitláhuac y Huerta que llegaron a enquistarse en la política para tratar de engañar al pueblo, o sea, para hacer más de lo mismo.

YOLANDA GUTIERRES CARLÍN EN MORENA

     Aunque se escuche inverosímil, a Morena llegó una mujer muy influyente, fue directora del devastado, saqueado y robado sistema de agua y saneamiento de Veracruz, fue precandidata del PRI a la alcaldía del puerto y posteriormente directora de Protección Civil en el estado con Javier Duarte, se trata de Yolanda Gutiérrez Carlín que es muy escuchada por el propio líder nacional de Morena Andrés Manuel López Obrador. Por cierto, la Carlín perdió 13 candidatos propuestos y logró colocar otros más para las alcaldías.

     ¿Qué no entienden que no entienden?

Comentarios a: vivirenelgolfo@gmail.com

Be the first to comment on "Vivir en el golfo/Rodolfo Herrera"

Deja un comentario