Hora Libre/Álvaro Belín Andrade
Álvaro Belín Andrade/columnista

Fecha: 17/12/2019
Hora: 01:02 hrs.

Asesinan al tercer líder de la oposición en Veracruz

Xalapa, Ver., 17 de diciembre de 2019.- La ola de asesinatos a mansalva cometidos contra políticos de la oposición en Veracruz ya ha generado malestar y preocupación en la clase política porque nadie parece salvarse de la ola de violencia que azota a la entidad y lo que es peor, hasta el momento no ha habido resultados de las investigaciones emprendidas por la Fiscalía General del Estado.

Y en cuanto a resultados por supuesto nos referimos al asesinato del diputado local Juan Carlos Molina Palacios, que abrió una tríada que este lunes ha cerrado, momentáneamente, el exalcalde de Paso del Macho, Rafael Pacheco Molina.

En efecto, a la ejecución del legislador priista y entonces líder estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Juan Carlos Molina, ocurrida el sábado 9 de noviembre en su rancho ubicado en el municipio de Medellín de Bravo, se unió un mes después la del exalcalde priista de Omealca, Pedro Muñoz Mora y, este lunes 16, es decir, cinco días después, el exalcalde perredista, Rafael Pacheco.

Todos ellos dirigentes y destacados militantes de dos partidos opositores, PRI y PRD, cuya incorporación a la lista de víctimas por la violencia criminal estigmatizan al gobierno estatal de Morena.

A diferencia de los líderes priistas que se limitaron a realizar exhortos para que la Fiscalía actuara de manera efectiva y rápida para dar con los sicarios y los asesinos intelectuales de Juan Carlos Molina y Pedro Muñoz Mora, los perredistas prácticamente salieron a la calle para presionar a las autoridades y, en un acto de protesta, se plantaron frente al edificio central de la Secretaría de Seguridad Pública para exigir la dimisión inmediata de su titular Hugo Gutiérrez Maldonado, quien parece no dar una.



Gobierno estatal debe apresurar investigaciones



Solo la muerte del exdirigente estatal de la CNC, Juan Carlos Molina, fue interpretado a nivel local y nacional como una consecuencia de sus fuertes críticas al gobierno morenista.

Respecto a estos señalamientos, en mi Hora Libre del domingo 10 de noviembre señalé:

“Para quienes vemos con objetividad la realidad social y política de Veracruz es evidente que la orden de ejecutar al dirigente campesino priista no provino del gobierno estatal, sin embargo, los señalamientos que se hacen en redes sociales contra el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, sí muestran las consecuencias que una confrontación doméstica puede generar en la percepción de los ciudadanos o en la manipulación de la información; ahora se está usando el discurso de Molina Palacios para hacer creer que su pérdida fue ordenada desde el principal edificio de la calle de Enríquez.”

Los escenarios de los crímenes han sido muy parecidos. El 9 de noviembre, Juan Carlos Molina fue abatido en su rancho, en Medellín de Bravo, mientras intentaba salir conduciendo su camioneta particular.

Un mes y dos días después, la noche del 11 de diciembre, Pedro Muñoz Mora, exalcalde priista de Omealca y también exdirigente de la Confederación Nacional Campesina, fue asesinado a balazos cuando se desplazaba en una carretera veracruzana.

Según la información periodística, Muñoz Mora (quien fue alcalde de 2005 a 2007) fue atacado por un comando en la entrada del ejido Callejón, a la altura de Palma Sola, cuando se dirigía a su casa y conducía en dicho tramo en la carretera Matatenatito-Omealca. El cuerpo del exalcalde quedó al interior de la camioneta Ford Ranger Negra que conducía.

Se trataba del segundo asesinato de un líder campesino priista en la entidad en menos de un mes. Muñoz Mora fue dirigente de la Unión Local de Productores de Caña CNC del ingenio "Providencia".

Cinco días después del ataque contra el exalcalde de Omealca, este lunes 16 ocurrió el asesinato del segundo exalcalde, el perredista Rafael Pacheco Molina.

Según la información preliminar, debido a que el crimen ocurrió a las 5:45 de la mañana, no hubo testigos. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) desplegó acciones operativas en ese municipio y sus alrededores de manera coordinada con los cuerpos policiacos federales, estatales y municipales.

Pacheco Molina laboraba en el actual ayuntamiento como encargado de Obras Públicas y, además, era asesor del alcalde Fernando León Trejo.



Protestan los perredistas



El dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Alberto Velázquez Flores, exigió la renuncia del secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, tras el asesinato de su correligionario, el exalcalde de Paso del Macho, Rafael Pacheco Molina.

Los perredistas se manifestaron frente al edificio de la SSP con una pancarta en la que exigían la renuncia del funcionario estatal, además de condenar el asesinato del perredista.

“Es necesaria la renuncia del secretario de Seguridad Pública, es una persona que no está trazando una ruta de seguridad para Veracruz, no lo decimos hoy por lo que pasó lamentablemente, lo hemos venido diciendo desde hace algunos meses. El estado de Veracruz no está para aguantar este tipo de acontecimientos”.

Según la nota de AVC, el dirigente perredista dijo que este crimen se suma al del exdiputado local Juan Carlos Molina Palacios, ocurrido en el municipio de Medellín de Bravo.

Mientras eso sucedía en Xalapa, en Paso del Macho el Gobierno del Estado, a través de la Policía Estatal, intervenía y asumía el control de la seguridad pública en ese municipio, “para garantizar el orden”.

Según el comunicado oficial, los elementos municipales fueron concentrados en Xalapa, a fin de llevar a cabo el proceso de evaluación y control de confianza. Para dichas acciones, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) recibió el apoyo de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

“La intervención en Paso del Macho será por el tiempo necesario, con el objetivo de establecer un cuerpo de seguridad municipal”, se señala en el comunicado oficial.



Liberan a don Ramón; que lo cuiden



Amigos y familiares festejaron este lunes la liberación de don Ramón Merino, quien actuó en tiempo para evitar que secuestraran a uno de sus hijos en Tecamalucan, municipio de Acultzingo, aunque para ello mató a uno de los criminales e hirió a otro, desde nuestro punto de vista en legítima defensa.

Ayer señalamos en este espacio que este lunes “podría definirse una mejor situación jurídica para don Ramón “N”, a quien el Juez de Control de la Unidad Integral de Procuración de Justicia el XV Distrito con sede en Orizaba, le dictó medida cautelar de un año de prisión preventiva oficiosa por el delito de homicidio doloso calificado”.

De lo que ocurrió los principales responsables son las autoridades encargadas de la prevención y castigo de los delitos.

“Hace mucho tiempo que las autoridades saben del accionar de la banda del Bucanas, que controla el negocio del huachicol y que, para desaburrirse, se dedica al secuestro, la extorsión y el homicidio en una amplia zona que tiene como eje el municipio de Acultzingo. Hace años que las autoridades han sido incapaces de proteger a la población (sea del gobierno estatal que sea), lo que está llegando al nivel de la desesperación y, ya pronto, al de la autodefensa”.

Hoy, quienes exigieron su liberación y están en el entorno de don Ramón deben cuidarlo, lo mismo vale para las autoridades policiacas, porque está obligado a mantenerse en prisión domiciliaria, en peligro de ser objeto de la venganza de los criminales.

La Fiscalía General del Estado no está muy conforme. Este mismo lunes emitió un comunicado que titula: “Ramón “N” vinculado a proceso por homicidio en riña”.

En él señala que, “a través de a Fiscalía Regional Zona Centro Córdoba, obtuvo la vinculación a proceso en contra de Ramón “N” por el delito de homicidio en riña.

“Originalmente, la Fiscalía había aportado los datos de prueba para solicitar su vinculación por el delito de homicidio, y durante la audiencia el Juez de Control resolvió variar el delito por el de homicidio en riña.

“Se fijó como plazo de investigación complementaria un periodo de 3 meses, mientras que en la medida cautelar también se aprobó una variación, y se resolvió otorgar la prisión domiciliaria por motivo de la excepción prevista por el numeral 166 del Código Nacional de Procedimientos Penales”.



Frases sin disfraces



"Aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre y ninguno de sus defectos". Lord Byron (Epitafio para su perro)

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com

Otras Noticias
DPODERAPODER.MX Copyright © 2011 | Todos los derechos Reservados

Desarrollado por iworksver.net