Hora Libre/Álvaro Belín Andrade
Álvaro Belín Andrade/columnista

Fecha: 19/07/2019
Hora: 00:45 hrs.

Con Yunes, Veracruz cayó en competitividad

Xalapa, Ver., 19 de julio de 2019.- Veracruz ha caído en los últimos años en el índice de competitividad a nivel nacional. Lo dicho por el director de Buen Gobierno y Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Manuel Guadarrama Herrera, pone en perspectiva el futuro de nuestra entidad y lo que realmente representó el bienio encabezado por Miguel Ángel Yunes Linares, cuando tres factores echaron por tierra toda posibilidad de avance en materia de competitividad.

En entrevista con reporteros en Xalapa, a donde acudió a firmar un convenio de colaboración entre el IMCO y el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Guadarrama reveló que en tan solo dos años de yunismo, de 2016 a 2018, Veracruz pasó del lugar 27 al 28 en competitividad.

“Veracruz ha ido cayendo posiciones en materia de competitividad, actualmente ocupa la posición 28 de 32, esto quiere decir que los principales retos en materia de competitividad tienen que ver con un Estado de Derecho que sea fortalecido, con Seguridad Pública, con aprovechar de mejor manera los recursos naturales y turísticos”.

¿Qué factor fue determinante para que en materia de competitividad Veracruz retrocediera en lugar de ganar un mejor lugar? El ejecutivo del IMCO dijo que la caída de Veracruz está relacionada con el manejo de los recursos, de medio ambiente así como el no aprovechamiento de las relaciones con otros estados y otros países, lo cual influye en posicionar a Veracruz como un destino de inversión.

Efectivamente, durante el gobierno de Yunes Linares, pese a toda la parafernalia mediática en prensa nacional y en redes sociales para señalar logros, incluso en el tema de la reestructuración de la deuda, lo cierto es que la atención del exgobernador se centró prácticamente en tres temas: la consolidación de su imagen pública mediante la reducción de la acción de la justicia solo al encarcelamiento de exfuncionarios duartistas (supuesta recuperación de bienes, incluida), destino de abundantes recursos públicos a la consolidación del poder político de su grupo y del PAN tanto en los puestos legislativos como ejecutivos, con particular atención a la campaña de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, y la desviación de recursos financieros del gobierno estatal al fortalecimiento económico de su equipo y la compra de dirigentes de otros partidos políticos.

De ahí que no es sino hasta el arribo de José Luis Lima Franco a la Secretaría de Finanzas y Planeación, con el gobierno actual, cuando hay señales de que el asunto de la recuperación del crédito público, la reestructuración de la deuda y la contribución de la inversión pública al desarrollo estatal pueda tener lugar, y la elevación de la calificación del estado de Veracruz por parte de todas las calificadoras internacionales es ya un indicio de que puede recuperarse este tema y, por tanto, la competitividad de Veracruz.



Colaborará el IMCO con el Orfis



Por cierto, Manuel Guadarrama Herrera, directivo del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), no solo vino a decirnos cómo nos va en el tema de la competitividad. Este jueves firmó un convenio con el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) que tendrá repercusiones a nivel municipal.

La buena noticia para las administraciones locales es que se establecerá la coordinación necesaria para evaluar el Índice de Información Presupuestal Municipal 2020.

El Auditor del Estado, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, y Manuel Guadarrama Herrera, del IMCO, fueron los encargados de formalizar este instrumento que apoyará a los municipios veracruzanos.

De este convenio, se logrará que los gobiernos locales obtengan una calificación satisfactoria y se posicionen dentro de los mejores calificados en esta evaluación y las subsecuentes, gracias a la capacitación que recibirán en temas de contabilidad gubernamental, disciplina financiera y transparencia presupuestal; la implementación del índice; la adopción de mejores prácticas en materia presupuestal y del ejercicio del gasto.

Por años habíamos estado acostumbrados a asumir que las administraciones municipales eran un auténtico desorden en lo financiero y, a partir de ahí, la corrupción florecía.

Hoy es loable que desde el Orfis, su titular haga énfasis en ayudar de manera preventiva a los gobiernos municipales pues así se rompe el círculo vicioso que permitía dar cabida a prácticas mal intencionadas o descuidadas por parte de funcionarios municipales.

El convenio permitirá la implantación de una evaluación en materia de transparencia presupuestal, el índice de información municipal a fin de que los Ayuntamientos tengan presupuestos accesibles a la ciudadanía. Al respecto, Guadarrama Herrera explicó que la intención es “que se presente la información con calidad para que toda la ciudadanía pueda conocer en qué, cómo se va a gastar, cuándo y este tipo de características que son importantes en materia de rendición de cuentas”.

Admitió que en Veracruz sólo hay tres municipios que han logrado publicar esta información y hacerla accesible a los ciudadanos; se trata de Córdoba, Yanga y Jilotepec. “A pesar de que tienen ya la información, todavía no la presentan de una forma armonizada, homologada, con estos criterios que evaluamos (...) es un tema de disposición, de apertura y de acceso a la ciudadanía”.



Mancha le tira todos los platos a Morena por su derrota jurídica



La telenovela abierta este miércoles por el diputado Sergio Hernández Hernández al expulsar a dos miembros de la bancada del PAN en el Congreso local, ordenada por Miguel Ángel Yunes Linares y el anulado dirigente estatal panista Pepe Mancha, continuó este jueves para beneplácito de los observadores y comentadores del acontecer político.

El exdirigente estatal panista Pepe Mancha, desde la Ciudad de México, acusó en un video en que repite gestos, manotazos y capacidad histriónica de su jefe Yunes, al mismísimo Morena de una decisión tomada por un tribunal dependiente del Poder Judicial de la Federación, gracias a la cual se anula el resultado de una elección interna plagada de irregularidades, como el apoyo absoluto a favor de su campaña por parte del anterior gobierno y la intimidación contra panistas afines a Joaquín Guzmán Avilés, El Chapito.

El estilo yunista de “yo no fui, fue Teté”, sin embargo, se le cae de inmediato al tuxpeño, cuando todo mundo sabe que la relación del presidente Andrés Manuel López Obrador y, por extensión, de Morena, con el Poder Judicial es de una abierta confrontación, lo que haría imposible una maniobra de esta naturaleza. Y ya no digamos del gobernador Cuitláhuac García, como él acusa, cuando todos conocemos que el gobierno veracruzano es una nulidad en materia de combate político con sus enemigos.

La inminencia de otra confrontación electoral con este personaje del norte de Veracruz, se señala en corrillos, fue la razón por la que se expulsó de la bancada panista a Enrique Cambranis y Nora Lagunes, y ahora pretenden expulsarlos del PAN, porque supuestamente están postrados ante la mayoría en el Congreso, es decir, la fracción parlamentaria de Morena.

Sin embargo, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso, José Manuel Pozos Castro, rechazó que Morena haya estado detrás de la resolución de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Y fue contundente: de nada sirve a la izquierda que llegue a la dirigencia Joaquín Guzmán Avilés, como lo afirma Pepe Alarcón, y cuestionó si en otro momento el PAN interfirió en la decisión de las autoridades jurisdiccionales.

“La autoridad revisó, analizó, tomó esa decisión que se debe respetar, pero Morena no tiene nada que ver. Cuando a alguien no le favorece la decisión de las autoridades, lo que menos debe hacer es echar culpa”.

Pese a los mensajes en el sentido de que se llevará el asunto al Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), a través de la correspondencia el coordinador de la Fracción de Acción Nacional, Sergio Hernández Hernández, notificó este jueves a la Junta de Coordinación Política, de la exclusión de Nora Lagunes y Enrique Cambranis Torres de su grupo parlamentario.

Sobre lo dicho por el diputado Omar Miranda en el sentido de que no estaba enterado de la decisión, Sergio Hernández dijo que la ley no lo obliga a consensuar el tema con sus compañeros, puesto que la ley orgánica del Poder Legislativo le da atribuciones al Coordinador de notificar de la división o exclusión de su grupo o fracción, y añadió que la medida generó la unión entre los 11 diputados, pues finalmente ya sabían que no contaban con los votos de Cambranis y Lagunes.



Se irán a tribunales contra la expulsión



Mientras tanto, en el centro de Xalapa, Joaquín Guzmán Avilés dijo en conferencia de prensa (en que estuvo acompañado por Nora Lagunes, diputada por Huatusco), que la decisión unilateral del diputado Sergio Hernández de separar a los dos legisladores de la bancada del PAN, tendrá consecuencias que pueden derivar en un juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano (JDC), ante el Tribunal Electoral de Veracruz, y hasta hacerse acreedor de una acción penal en su contra.

“Es una aberración completa, es un berrinche el que hace Sergio, él no puede determinar quién se queda y quién no se queda, el grupo legislativo no le pertenece a Sergio, el grupo legislativo es de los diputados, está la diputada Nora de mayoría. Que ganó los votos en su Distrito”.

Guzmán Avilés consideró que las decisiones de Hernández Hernández obedecen a la determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de eliminar la elección interna a la presidencia del PAN, celebrada el 11 de noviembre de 2018, y en la que supuestamente resultó ganador el actual dirigente estatal del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón.



Presentan este viernes Los cárteles no existen



A las siete de la noche de este viernes, los periodistas Tulio Moreno Alvarado, director de La Jornada Veracruz, y Noé Zavaleta, corresponsal de la revista Proceso, presentarán en Cauz Foro Librería el libro “Los cárteles no existen”, del periodista y catedrático Oswaldo Zavala, graduado en Español y Comunicaciones por la Universidad de Texas, en El Paso, con maestría en Literatura Hispánica por la Universidad de Texas en Austin y un doble doctorado por esta última casa de estudios y la Universidad París III, Sorbonne Nouvelle.

Para Oswaldo Zavala, la violencia en México no es el resultado del tráfico de drogas ni de la actividad de los traficantes; la causa es una deliberada estrategia de militarización que ha ocupado a muchas de las regiones del país, ciudades enteras, y que ha destruido el tejido social. Su libro ha llamado la atención porque rechaza aquellas frases usuales en los medios de comunicación, en las narconovelas, las películas y los corridos: “Los cárteles de la droga han construido imperios de criminalidad que rebasan el poder del Estado”.

Zavala asegura que todo eso que creemos conocer del “narco” no es real, que nuestras ideas son el resultado de una tramposa narrativa concebida por los gobiernos de México y Estados Unidos.

Este libro acaba, con razones fundamentadas, los mitos alrededor del narcotráfico y se atreve a observar de otro modo el complejo fenómeno del tráfico de drogas. Los cárteles, tal y como nos los han querido vender, no existen. Existen estrategias políticas que inventaron la idea de los cárteles. Existe el tráfico de drogas, fuertemente controlado por instituciones oficiales. Existe la violencia, en buena medida perpetrada por el mismo Estado que debe protegernos. La historia del “narco” en México es, a final de cuentas, la historia del perverso sistema político que nos gobierna

La invitación está abierta a todo el público en el escenario de Cauz, en la esquina de la calles de Morelos y Miguel Barragán, en el centro de Xalapa.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com

Otras Noticias
DPODERAPODER.MX Copyright © 2011 | Todos los derechos Reservados

Desarrollado por iworksver.net